Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» The Devils Cry - Afiliación Normal
Dom Abr 28, 2013 3:14 pm por Invitado

» Other World {RPG Naruto/Inuyasha} élite - cambio de botón
Sáb Abr 27, 2013 5:49 pm por Invitado

» Fatal Liberty Rol [élite]
Sáb Abr 27, 2013 1:58 pm por Invitado

» Jutsus Creados [Zess]
Miér Abr 24, 2013 12:27 pm por Zess

» Armamento Del Rey Azul
Mar Abr 23, 2013 2:09 pm por Reisi Munakata

» Ausencia [Kou]
Mar Abr 23, 2013 1:15 pm por Reisi Munakata

» Liga shinobi; Pelea 4
Lun Abr 22, 2013 10:12 am por Kou

» Hola sisi claro
Dom Abr 21, 2013 5:29 pm por Gurin Gake

» muajajajaja etto de regreso..yo y el metal tanbn :D
Sáb Abr 20, 2013 8:58 pm por Toroi



Actualmente nos encontramos en el año
850




INVIERNO
Konoha:El clima frio aumenta, la mayoria de los dias de la semana nieva; los rios se congelan y hay nubes permanentes en el cielo.
Kiri: La niebla aumenta su espesor., las nubes cubren el cielo, hay mucha nieve y hielo. Las ventiscas son muy comunes y siempre nieva.
Oto: Un clima frío, pocas veces nieva y los ríos y lagos tienen una muy fina capa de hielo.


¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 16 el Dom Jul 14, 2013 3:06 am.

Afiliación Hermana



La primavera sonrie

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

La primavera sonrie

Mensaje por Iori el Miér Ene 23, 2013 3:50 pm

El sol de una primavera que parecía estar a punto de acabarse hacia sudar al pobre de Sosin que caminaba por uno de los tantos caminos despoblados que existían en el país del fuego, después de todo este país era el mas conocido de todos se creía que era por el hecho de que la dinastía legendaria de los sennin estuviera en aquel lugar, el punto era que el comercio entre los demás países casi siempre iniciaba y terminaba en este país, donde las plantas y las flores parecían sonreír ante el ultimo toque de perfección en el aire, luego de unos días el calor las azotaría disfrazado del verano y perderían parte de su belleza, pensando en lo irónico de la situación Sosin tomo una flor color azul del suelo, junto al camino. El camino no era más que un pedazo de la tierra que había cedido a intentar hacer que el pasto crezca en ella, después de toda la gente solía atravesarla y caminar por ella con carretas y con ganado casi todo el tiempo, por eso esto se denominaba “camino”-

¿Qué que hacia en aquel lugar? Se había separado de su hermana, la había dejado en un pueblo a una distancia segura y esperaba que algún rico hombre pasara, uno de esos corruptos que robaban el dinero de los pobres, él tenia un sexto sentido para encontrar gente mala o al menos eso es lo que creía, se recostó debajo de una árbol, su gigante copa color verde lo cubría del sol y gracias a eso podía recostarse a descansar un buen rato, si alguien con algo de dinero se acercaba se daría cuenta rápido el ruido de una carreta pasar por un camino de tierra se oye desde cientos de metros, así que decidió cerrar sus ojos y comenzar a dormirse, estaba cansado hace poco había escapado del lugar al que había llamado hogar y ahora buscaba un nuevo hogar junto con su hermana, para sobrevivir tenia que usar las habilidades con las que había nacido, sus habilidades como ninja no eran oficialmente reconocido por nadie, pero poco le importaba el tenia la fuerza suficiente para robar un carruaje de un ladrón y creía firmemente en el dicho de… “Ladrón que roba a ladrón, tiene 100 años de perdón” Ya dormido, esperaba que algo sucediera, con su pecho al descubierto y su cabeza sobre el suelo, y una flor que colgaba de una de sus manos, poco a poco se fue internando en un largo y profundo sueño.

Iori
Gennin
Gennin

Mensajes : 210
Fecha de inscripción : 08/01/2013

Hoja de personaje
Ryus: 1700
Arma:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La primavera sonrie

Mensaje por Imura Hitagi el Miér Ene 23, 2013 4:38 pm

Tres chicas caminaban por lo que era la zona comercial de uno de los tantos pueblo-mercados del país del fuego, en lo que se caracterizaba aquella zona era que siempre personas con dinero se paseaban de un lado a otro en sus carruajes tirados por caballos u hombres sin gran suerte que sobrevivían de aquello, el calor era algo común en aquella época del año por lo cual la vestimenta de aquellas tres chicas consistía en blusas que dejaban ver sus hombros de un lado u otro con colores pasteles entre rosa y violeta, faldas cortas que al caminar atraían la atención de varios jóvenes, zapatos con altos tacones y bolsos. Las jóvenes a juego sonreían y conversaban bromeando de vez en cuando mientras un hombre tras ellas cargaba las múltiples bolsas de las antes mencionadas algo agobiado por el calor, todo eran risas y coqueteo discreto hacia algunos chicos en alguna competencia privada donde el trio iba empatado; a lo que no serían más de treinta minutos se sentaron a descansar mientras bebían algo sin dejar que sus sonoras risas inundaran aquel lugar por completo, tan solo, la mayor parte.

-Y como les decía, por eso mi papi me comprara una casa para mi sola donde poder hacer fiestas ¿Qué les parece?-Aquella chica tenía un cabello amarillo muy llamativo y aparentemente teñido, ojos verdes que se veían extravagantes junto a su piel trigueña y todo aquello había que sumarle un excesivo maquillaje que no se veía del todo mal, pero le daba un aspecto demasiado plástico. Las otras chicas aplaudieron de forma efusiva mientras bebían de lo que parecía ser un jugo exótico de color verde que poseía arreglos florales que rebalsaban el vaso por completo, era un grupo que a simple vista no se le podía atribuir gran inteligencia ni otros méritos académicos, tan solo dinero y una belleza inventada.

-¡Y podremos invitar Chicos! Vamos Hitagi ¿estrenaremos la nueva casa de Mitami?- Aquellas palabras eran de la joven de menor altura y a la vez utilizaba más centímetros de tacón, una chica de cabellos rojos y apariencia menuda, con una nariz respingada, ojos almendrado y múltiples pecas en todo su rostro; a simple vista aquella chica se le podría decir “Linda, pero tonta” y realmente no sería un gran delito, más bien, una verdad.

-Pues me parece estupendo Yuzumi, pero sabes que solo estoy de paso por el país del Fuego-La chica que hablo era algo diferente a las anteriores ya que no traía sobre ella ni un gramo de maquillaje ni poseía una voz del todo estruendosa con el típico tono chillón y enfermizo de las anteriores, sus ropas eran de colores más claros que las otras dos y sus gestos más suaves; esta sonriendo de una manera suave agito los hielos en el fondo del vaso mientras se levantaba lentamente de su asiento en un ademan de despedida -Ya se me ha hecho tarde ¿nos vemos mañana?-Las otras dos se levantaron y con suaves besos en la mejilla se despidieron, no sin antes que Mitami, la chica del rubio oxigenado, le diera un poco de ayuda para que tomara un carruaje hasta su destino, Hitagi agradeciendo le paso un papel con lo que parecía ser una dirección y se perdió dentro del montón de gente que recorría aquellas calles.

A un paso lento, agraciado y seguro llego sin mucho problema a una de las esquinas se subió en un carruaje elegido exactamente por estar tirado por dos caballos y no por una persona, entregando el dinero a él joven que conducía aquello le indico que deseaba ir al camino más cercano y que le dejara ahí; luego sin más simplemente cerro los ojos sin prestar gran atención a lo que sucedía a sus alrededores, simplemente quería quitarse de su boca aquel asqueroso sabor a fresas que le había quedado luego de la bebida verdosa. La chica arrugando el entrecejo saco de su bolso la botella de agua que aun permanecía fría y bebiendo el contenido procuraba enjuagar el sabor de sus labios, detestaba aquellas cosas y mucho más cuando estas tenían un sabor tan poco orgánico, como si solo fuera polvo en su boca.

-Es lo que me pasa por buscar niñas con dinero, termino siempre con algo asqueroso en mi boca-Cerrando con desgano la botella la introdujo en su bolso mientras acomodaba un poco su cabello y ordenaba los pliegues de su ropa, luego de aquello observo el dinero que tenía y sonrió para sus adentros triunfante, no era poco lo que se había ganado solo fingiendo ser una chica estúpida…Eso le agradaba, simplemente era una actuación y terminaba bien recompensada, borrando aquella expresión de su rostro volvió a su gentil apariencia cuando el joven que le llevaba le aviso que ya habían llegado a aquel camino; de manera gentil le agradeció y se bajó de aquel transporte observando su alrededor, ahora debía buscar donde alojarse un tiempo en el país del fuego.

Comenzó a caminar lentamente por aquel sendero que no era más que rocas evitando por completo la hierba de los alrededores y los muchos árboles que habían, no por gusto, si no que debía fingir ser una chica que no acostumbraba a ir por aquellos lares; observando todos los lugares simplemente se limitó a avanzar sin pensar en lo horrible que había sido su día, al menos tenía algo de dinero por extra por si le entraba hambre o necesitaba alojamiento y le tocaban mujeres en vez de hombres que convencer.


Última edición por Imura Hitagi el Jue Ene 24, 2013 8:00 pm, editado 1 vez

_________________
Hitagi Theme~|Ficha~|Perfil~

Gracias a Soelium por la firma ♥️~
avatar
Imura Hitagi
Gennin
Gennin

Mensajes : 25
Fecha de inscripción : 18/01/2013

Hoja de personaje
Ryus: 900
Arma:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La primavera sonrie

Mensaje por Iori el Miér Ene 23, 2013 7:51 pm

Los sueños de uno parecen eterno cuando uno no quiere dormir y parecen muy cortos cuando uno si quiere dormir, esto le estaba pasando a Sosin, sus ojos se habían cerrado tan fuertemente y tan pesadamente que no había escuchado nada desde aquel momento, nada hasta que el ruido de una carreta se noto a la distancia… no voy a mentirles, se oía bastante lejos y apenas se oyó se detuvo, Sosin al principio pensó que había parado como algo de rutina, después de todo los caballos que utilizaban para el transporte necesitaban también comer pasto y beber agua y mas con el calor que hacia en aquel lugar, así que no se preocupo, pero si se levanto, dormido no podría robarle ni un dulce a un bebe.

El tiempo paso y sus oídos parecían que lo habían engañado, no se oía ningún ruido de ninguna carreta, pero él estaba demasiado seguro de que si la había oído… era algo muy extraño y algo que le causaba curiosidad, y así fue como la curiosidad mato a Sosin. Se levanto y se metió en medio del camino, evitando cualquier plan de un ataque sigiloso como todo ninja que antes hubiera planeado y usando su mano para hacerse un poco de sombra intentar observar a la distancia alguna figura de alguna carreta o algo parecido, parecía no haber nada hasta que… una silueta apareció. Al principio era negra y no tenia ninguna forma, no era mas que la sombra de un humano, al darse cuenta que era un solo humano sin guardias ni nada se desalentó un poco, era demasiado orgulloso como para robarle a alguien sin tener que esforzarse demasiado y menos si se trataba de un anciano o algo así, parecía que la primer oportunidad para robar algo se había esfumado en ese segundo… pero algo estaba mal ¿Qué o quien era aquello?

Decidió seguir con el plan inicial y recostarse sobre la corteza de un árbol como si estuviera dormido, dejando sus ojos entre abiertos para ver quien era lo que pasaba por el lugar, espero un tiempo, no más de 5 minutos para que la figura pasara frente a sus ojos. Simplicidad y perfección, así podría definir Sosin a la mujer que acababa de pasar por delante suyo, aunque no había sido mas de unos tres segundos la examino completamente notando su blusa rosa y una falda corta color blanco, además como no notar sus gigantescos tacones de unos 4cm de largo mas o menos, la mujer caminaba como perdida, no sabia exactamente donde se encontraba o al menos eso era lo que quería aparentar, Sosin chisto.
– Chsss – dijo en voz alta y sin intentar ocultar de donde venia el sonido, no sabia si la mujer se detendría o no pero quería averiguar mas sobre ella, se paro del lugar y aparento estar algo adormecido para luego declarar. – Mi nombre es Sosin. – estiro su mano como buscando un saludo a la distancia y sonriendo de oreja a oreja, quería averiguar mas sobre aquella mujer y la mejor manera de hacerlo parecía comenzar… ¿por el principio verdad? Un simple saludo.

Iori
Gennin
Gennin

Mensajes : 210
Fecha de inscripción : 08/01/2013

Hoja de personaje
Ryus: 1700
Arma:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La primavera sonrie

Mensaje por Imura Hitagi el Miér Ene 23, 2013 9:25 pm

Lamentablemente para la chica era un día caluroso o al menos pasando del límite a lo cual ella llamaría agradable, mientras caminaba miles de ideas le pasaron por la mente incluyendo el tirarse a un lago cercano (Los cuales no le agradaban ni un poco, pero en escala de cosas que odiaba, el calor tenia las de ganar) pero en aquel camino de tierra dudaba que siquiera hubiera un charco de lluvias anteriores o algo similar, incluso dudaba que aquella hierva que rodeaba el camino fuera real al igual que los arboles solo por el hecho de no asumir que hubieran sido capaces de crecer con el calor. Tras encontrarse caminando unos quince minutos observo a lo lejos una figura a la cual tan solo le denomino un espejismo sin gran interés, realmente se estaba volviendo loca antes de llegar a su departamento y eso no era algo bueno ya que odiaba tener que tomar medicamentos o hiervas fuera de su hogar.

Suspirando prosiguió su camino rebuscando en su bolso aquellas pastillas y la botella de agua para cerciorarse de que nada malo pasaría como que su imagen de chica modelo fuera destruida por estúpidos problemas emocionales o psicosis suicida como siempre le pasaba, tomando dos de las pastillas las metió a su boca de una manera delicada y abriendo la botella rápidamente tomo un rápido trago de agua pasando su dedo índice por la comisura de su labio quitando los restos de agua. Parando unos segundos suspiro al sentirse mareada, era un mal efecto secundario de las pastillas o más bien, de tomar dos pastillas seguidas de un par anterior hace menos de dos horas; en su organismo ahora mismo habían demasiados químicos como para no ser un peligro para cualquier persona o su reputación.

– Chsss-Aquel extraño sonido la distrajo justo en el momento cuando se disponía a seguir caminando, observando de reojo hacia los arboles logro divisar la figura de un hombre que al parecer se dirigía a ella, con un ligero ademan con su mano en forma de saludo por parte del chico se limito a no mover ni un musculo de aquel lugar, debía buscar una buena manera de actuar…pero al ser tan repentino un ligero escalofrió de desesperación le recorrió por completo – Mi nombre es Sosin. -

Girándose levemente con una sonrisa levanto su mano en forma de saludo observando lo mejor que podía a aquel joven, su cabello era exótico para su gusto, pero tenía un cuerpo musculoso y bien marcado que hubiera elegido para cualquier noche donde necesitara “compañía”, luego ciertos detalles como un gran agujero negro en su torso…o al menos eso parecía e incluso algo en su rostro que no podía identificar muy bien; durante unos segundos pensó detalladamente cómo reaccionar, una chica normal se asustaría y huiría gritando, pero para ella aquello no significaba nada realmente, siquiera le interesaba. Suspirando mentalmente decidió tomar una decisión algo más sensata ya que había que admitir que el físico del joven le había atraído y le gustaría llevarle a la cama, así que actuaria de una manera más efusiva en aquella ocasión.

-¡Por dios! ¿Estás bien? -Dijo llevando sus manos a su boca tapándola con una expresión sorprendida, corriendo lentamente hacia el chico sin siquiera preocuparse porque se viera una caminata torpe como lo había hecho hasta ahora (Incluso parecía como si estuviera más que acostumbrada a correr con tacones altos) e incluso cuando estuvo lo suficientemente cerca de él fingió tropezarse cayendo directamente en el torso de aquel joven-¡Lo lamento! ¿Realmente estas bien? -Apartándose unos momentos dejando que una de las mangas de su blusa cayera ligeramente por su brazo y que de esta manera se viera por completo el escote, su ropa interior y sus pechos paso su mano ligeramente por aquel “agujero” sorprendiéndose un poco-Va…valla…Me he asustado mucho, mi nombre es Imura Hitagi, pero puedes decirme como gustes-


Última edición por Imura Hitagi el Jue Ene 24, 2013 7:59 pm, editado 2 veces

_________________
Hitagi Theme~|Ficha~|Perfil~

Gracias a Soelium por la firma ♥️~
avatar
Imura Hitagi
Gennin
Gennin

Mensajes : 25
Fecha de inscripción : 18/01/2013

Hoja de personaje
Ryus: 900
Arma:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La primavera sonrie

Mensaje por Iori el Jue Ene 24, 2013 2:07 pm

Aunque pensándolo bien ¿Chistarle a alguien desde un costado por sorpresa seria lo correcto? Tal vez esa no haya sido la mejor manera de comenzar a conocerse con la muchacha, que aunque tan solo la había visto por tres segundos tenia una buena imagen mental de la misma, era bastante linda y parecía “frágil” sus fachas claramente no eran las de un ninja y… ninguna kunoichi que él había conocido hubiera usado unos tacones de algunos centímetros, ¿Cuántos exactamente? ¡Vamos! Sosin es un hombre no le importa exactamente las medidas de su taco. El comienzo había sido bueno o no pero la mujer pareció reaccionar ante la presencia del peli-celeste, ella simplemente se detuvo. Se detuvo en seco y escucho la presentación del hermano más grande de los Shizuma sin moverse de su lugar.

Sosin hizo una pequeña mueca de felicidad al notar como la mujer le sonreía y le levantaba una mano para saludarlo y de esta manera completar la etapa de “presentación” la sonrisa y el saludo de la joven se vieron entre cortadas con una frase que demostraba temor, el peli-celeste aun no tenia ni idea de lo que realmente estaba sucediendo, giro la cabeza de lado a lado como si en realidad no fuera exactamente a él a quien le estuvieran hablando, pero como sospechaba ellos dos solos estaban en medio del ese camino casi desierto, al que Sosin irónicamente había ido a robar, pero ahora se había encontrado con una joven muchachita, que en un principio parecía ser interesante, al menos no era una de esas “chicas de ciudad” después de todo ninguna chica denominada “común” se hubiera quedado ante el saludo de un extraño y mas si ese extraño tenia el físico del Shizuma. Desde pequeño había sido creado en una secta y su apariencia demostraba parte de lo mismo, sus rasgos eran finos y no se marcaban demasiado en su rostro, sus ojos era color celeste al igual que su cabello y tenían una mirada ahora de tan solo curiosidad, debajo de sus ojos donde comúnmente la gente que no solía dormir demasiado tenia las llamadas “ojeras” él tenia algo de pintura del mismo color que su cabello y ojos, pintura celeste echa a mano por si mismo. Por otra parte en su mandíbula derecha tenia una extraña “mascara” echa de huesos de animales, mas exactamente este hueso correspondía a una pantera que él mismo había matado en el pasado, como premio y como demostración de sus habilidades para el resto de los de su secta él había decidido quedárselas y colocársela con algo de trabajo en aquel lugar, visible a todo el mundo.

La muchacha comenzó a correr lentamente pero sin que pareciese que tenía dificultad alguna el correr con el uso de los zapatos con tacones, mientras corría Sosin aprovecho nuevamente para observarla y sacar sus conclusiones. Parecía una mujer de unos 18 años de edad, su piel era blanca aunque no fuera para nada pálida y sus rasgos eran muy hermosos, se podía notar con facilidad el largo cabello morado que le colgaba hasta casi su cintura y en su cara sus labios bien rosados y carnosos hacían el combo perfecto con sus dos grandes ojos azules, su examen termino al notar que la chica parecía haber tropezado con algo.

Sus reflejos no eran nada del otro mundo pero tampoco eran despreciable, flexiono algo sus rodillas y sostuvo son sus dos manos a la chica que caía justo sobre su torso, al ver que había caído ella se alejo un poco del cuerpo del joven y dejo ver el pequeño accidente que había ocurrido durante su caída, su blusa estaba un poco caída y se podía ver con facilidad su escote y sus pechos, aquella hermosura tan femenina había hecho a Sosin tan solo un observador de aquella escena no decía ni hacia nada, hasta que se despertó de este “sueño” con sus propias palabras, ahora la chica se le presentaba y comenzaba a usar la suavidad de sus femeninas manos para tocar la herida justo donde debía estar el ombligo del joven, él al notar que eso le había causado algo de impresión deslizo una de sus manos para tocar la suya y la guío suavemente por todo el esplendor de su cicatriz.
– No se preocupe, no hay ningún problema Hitagi-san, esta herida es algo ya viejo de mi antigua vida. – no quería decir mas al respecto sobre “su antigua vida” pero tampoco pensaba dejar ahí aquella situación. – Por cierto déjeme decirle señorita que su nombre es muy hermoso. – agrego sonriendo algo de su interior “galán” estaba saliendo a flote y tal vez lo necesitara en aquella situación. – Pero sin embarbo, me gustaría saber que hace una mujer en este camino sola… estos caminos son peligrosos llenos de ladrones expertos y gente muy mala señorita. – mientras hablaba por dentro sus pensamientos se morían de la ironía de su comentario, había estado allí esperando el momento ideal para robar y ahora una hermosa joven se le había presentado.

Iori
Gennin
Gennin

Mensajes : 210
Fecha de inscripción : 08/01/2013

Hoja de personaje
Ryus: 1700
Arma:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La primavera sonrie

Mensaje por Imura Hitagi el Sáb Ene 26, 2013 6:32 pm

La chica siempre había sido una buena actriz, es más, ella misma creía que solo alguien que se fijara en todos sus movimientos y acciones podría encontrar algo extraño en su forma de actuar, sonriente, educada…simplemente encantadora, aquello era lo que deseaba demostrarle a las personas que le rodeaban; moldeándose ante cualquier situación buscando salirse con la suya, pasando por una persona normal sin motivos para luchar o siquiera tener una discusión, tenía buenas habitaciones y comía gratis todos los días ¿Qué más podía desear una persona? ¿A caso eso no era lo que todos deseaban? ¿Sobrevivir? ¿Tener una vida plena? Ella alcanzaría todos los placeres carnales sin esfuerzo alguno, o al menos aquel era su plan. Fijando su mente nuevamente en el joven sonrió de medio lado al sentir como el mismo le ayudaba a amortiguar la “caída” para terminar apoyada por completo en su torso alejándose unos momentos solo con la intención de observarle completamente, contando los segundos mentalmente para antes de “darse cuenta” de cuanta carne estaba mostrado paso levemente sus manos por la cicatriz oscura con ayuda de las propias manos del joven fingiendo sorpresa ya que realmente no le interesaba del todo lo que le hubiera pasado.

-¿Hitagi-san? Vamos Sosin-kun, eso me hace sentir demasiado vieja, solo Hitagi estaría bien-Dijo separándose por completo del chico dando un paso atrás bajando levemente su vista hacia su blusa levemente caída, por lo cual fingiendo algo de sorpresa volvió a acomodar su ropa escuchando las palabras de su acompañante ¿Un nombre hermoso? ¿En serio? A la peli-violeta lo único que se le pasaba por la mente en aquel momento era cubrirlo con una capa de cristal por aquel cumplido tan simple “Vamos chico, estoy segura que puedes hacerlo mejor, gánate mi compañía” pensó observándole con una inocente sonrisa mientras pasaba levemente sus dedos por la comisura de sus labios-¿Mi…mi nombre? Sosin-kun gracias, realmente es la primera vez que me dicen algo como eso, cabe agregar que su nombre también me agrada de gran manera-

La chica dio un pequeño giro dejando que su falda se abriera unos momentos dejando ver un poco mejor sus piernas mientras acomodaba lentamente su cabello que gracias a aquella acción se había desordenado un poco, luego volviendo a acercar sus manos a al chico tocando la mejilla izquierda suavemente sin dejar de sonreír, suerte para ella que a pesar de su apariencia no era del todo alto por lo cual tenía más posibilidades de tramar algo sin que se notara del todo, pensando unos momentos que responder a aquella extraña pregunta simplemente paso su mano libre por el cabello del chico ya que de todo lo que el propio podía ser, lo único que realmente le llamaba la atención a la chica era el extraño color.

-Me dirijo a algún pueblo menos comercial donde pasar la noche y al no tener mucho dinero como para pagar el viaje completo simplemente me baje en este camino algo rocoso que hace añicos mis pies-Dijo recalcando lo último para ver si podía sacar que el chico le acompañara, realmente de ser cosa de dinero no hubiera tenido gran problema ya que tenía ciertos trucos para hacer que los hombres le dieran las cosas gratis, pero en aquel momento lo mejor era parecer lo más normal posible; sin quitar la mano del rostro del chico comenzó a pasar la yema de sus dedos por aquella extraña mascara que traía sonriendo levemente de medio lado no de una manera tierna, sino más bien que por unos segundos era siniestra-Y no se preocupe por mí, puedo defenderme muy bien de los bandidos, hace unos días que no corto mis uñas-“Sin contar que soy una temible Kunoichi que de poder te robaría el alma” rio para dentro mientras seguía con su pequeña actuación ya que aquellos momentos simplemente había sacado unas cuantas conclusiones, aquel chico no era normal ya que tanto su forma de vestir como su cuerpo eran extrañamente amenazantes, seguramente era un Ninja ya que aquella cicatriz no la tendría cualquiera y de no serlo mínimo trabajaría en los barrios oscuros con fines de contrabando y como ultima observación era extremadamente guapo, por lo cual no le molestaría que fuera su compañía durante las noches solitarias en los hoteles-¿Tu cabello es de verdad? Es muy hermoso-

Dijo finalmente acercándose un poco más al chico mientras estiraba sus brazos rodeando el cuello del chico como en un abrazo, acercándose de esta manera dejo que sus cuerpos chocaran un poco mientras inspiraba un poco del aroma del chico lamiendo sus propios labios en un ademan de que efectivamente el chico seria alguien en que ella estaba interesada, soltando una pequeña risa juguetona que iba con su personaje mordió suavemente el cuello del chico mientras se separaba rápidamente de el con una sonrisa que se podría llamar inocente, pero juguetona a la vez.

-Ahora estas maldito Sosin-kun-Dijo haciendo ademan a la mordida ya que en aquellos pueblos se hablaba de una criatura que transformaba a los hombres tan solo con una mordida, todos allí sabían de la existencia de los ninjas y la mayoría hacían bromas sobre ello; ella claramente sabía que seguramente fuera un Jutsu prohibido, pero si se pusiera a hablar sobre ello quedaría al descubierto, poniendo su dedo índice en su mejilla como si estuviera pensando sonrió mirando fijamente al chico ya que se le había ocurrido un modo de engatusarlo-Sosin-kun ¿tienes algo que hacer el día de hoy? Es que la verdad no sé si pueda alcanzar el pueblo antes del anochecer y tengo miedo de aquella gente…Y como pareces buena persona me gustaría que me acompañaras el día de hoy-Muy bien, quizás era una proposición algo exagerada incluso para ella o su personaje, pero si lograba su objetivo podría averiguar más sobre aquel chico sacando alguna conversación de chica estúpida porque quería conocerle más, poder saber si era un ninja o un trabajador y que tal era en la cama-No te preocupes, no muerdo…Espero que tu no seas alguien que se aprovecha de las jovencitas inocentes-

_________________
Hitagi Theme~|Ficha~|Perfil~

Gracias a Soelium por la firma ♥️~
avatar
Imura Hitagi
Gennin
Gennin

Mensajes : 25
Fecha de inscripción : 18/01/2013

Hoja de personaje
Ryus: 900
Arma:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La primavera sonrie

Mensaje por Iori el Sáb Ene 26, 2013 8:03 pm

Hizo una pequeña mueca para intentar sonreír antes el comentario que había hecho la joven, quería dejar todas las formalidades de lado y que la llamara solamente” Hitagi”, Sosin no dijo nada sino mas bien se quedo atenta a las acciones que la hermosa joven llevaba a cabo, ahora mismo la joven se había alejado de Sosin unos centímetros y al girar su cabeza noto con sorpresa como su blusa se había caído por accidente “Parece alguien inocente” llego a pensar el peli-celeste en su interior antes de observarla mientras acomodaba su ropa, luego de aquel acto la mujer respondió a lo que él le había dicho, la mujer agregaba que su era la primera vez que le decían aquello, que decían que su nombre era hermoso y aclaraba que el nombre del muchacho también era de su agrado.

Frente a Sosin la muchacha dio “un giro” dejando de esta manera que su falda –ya bastante corta- dejara ver aun mas de sus piernas, aunque el mayor de los shizuma se considere así mismo un caballero no pudo evitar echarle una mirada a sus piernas.
– Tal vez me haya equivocado y su nombre no sea exactamente lo más hermoso que posee, Hitagi. – añadió recalcando tal vez con aquella frase que había llegado a ver sus hermosas y estilizadas piernas, ella ahora mismo intentaba acomodarse su cabello que por todas la acciones anteriores –la caída, el giro, etc.- estaba bastante desordenado, pero luego de eso ella se acerco nuevamente a él usando sus manos para tocar su mejilla izquierda, Sosin no tenia ni idea de lo que ella tramaba pero por ahora seguiría su “plan original” y dejaría que ella actuara como quisiera ante la extraña situación de encontrarse solos en medio de un camino casi desierto, una vez la mujer le diera una respuesta el vería lo que debía hacer, después de tocar su mejilla la mujer aprovecho estar cerca para comenzar a juguetear con el cabello del joven, este no decía nada, tan solo se limitaba a sonreír y a observar como ojos de tonto cada una de sus acciones.

Escucho con atención lo que ella le respondía, al parecer la muchacha quería dirigirse a uno de los pueblos que estaban cercanos al lugar pero no tenia demasiado dinero como para poder hacer todo el camino con la carreta, el “misterio de la carreta desaparecida” que Sosin había escuchado antes de que ella apareciera parecía estar justificado, pero ahora mismo ella añadía una queja: que sus pies estaban destruidos por el camino rocoso en el que se encontraban.
– No es exactamente el mejor terreno en eso estoy completamente de acuerdo. – no quiso añadir mas al sentirse interrumpido por otra acción de Hitagi, ahora mismo ella pasaba sus dedos tocando y sintiendo el tacto de la mascara “especial” del mayor de los Shizuma. Un tiempo después de que su “examen” del objeto halla terminado decidió añadir unas palabras mas, haciendo alusión a que podía defenderse usando sus uñas. ¿Sosin se estaba volviendo loco o que? ¿Enserio todo estaba saliendo tan bien como él en tan poco tiempo? Los pensamientos que arrasaban al shinobi se vieron entrecortados otra vez por la palabra de la joven. –Claro que es de verdad, ¿Por qué no debería serlo? Y se que es bastante lindo, me lo dicen seguido. – mintió haciendo el galán, después de todo hace tiempo que no veía otra mujer que su hermana y aunque su relación con ella era muy buena, no eran de decirse ese tipo de cumplido entre ellos.

Antes de que pudiera siquiera comenzar a pensar de nuevo, otra nueva acción de la joven llevaba a Sosin a pensar que aquello estaba pasando muy rápido ¿Era verdad o era un sueño? La mujer se acerco rodeando el cuello del muchacho con sus dos brazos en un intento de hacer algo parecido a un abrazo, se acerco y dejo que sus dos cuerpos rozaran siendo que el peli-celeste pudiera sentir con facilidad su cuerpo y ella pudiera sentir perfectamente el suyo, el acercamiento termino con una “suave mordida” en su cuello ¿Por qué hacia eso? A estas alturas ya poco le importaba, tal vez él sea alguien que sea capaz de gustarle alguien con mucha facilidad o tal vez el mordido de la joven en uno de los puntos mas sensible de su cuerpo destrozaba lo que él llamaba “voluntad” Fue rescatado de su mar de pensamientos y de el pequeño estado de “hipnosis” en el que había entrado por la mordida con otra de sus palabras, ella decía que ahora estaba “maldito” claramente recalcando que conocía la leyenda local de que había monstruos en los lugares o cosas parecidas.
– No creo en los monstruos ni en los fantasmas ni en nada parecido, pero dudo que necesite de una buena razón para morder su hermoso cuello. – añadió antes de que la mujer le propusiera algo… ¿Tal vez ya era demasiado?

La mujer le estaba tirando claramente una indirecta ¿Qué que tendría que hacer Sosin esa noche? Claramente nada, al igual que ella estaba completamente alejado de cualquier civilización y había aparecido de la nada, pero claro a la muchacha eso no pareció importarle, o era muy inocente como para darse cuenta o era demasiado lista como para sacar el tema, aquella intriga comía a Sosin por dentro.
– No tengo nada que hacer en el día de hoy, creo que esta más de claro al estar aquí parado en medio de un camino casi desierto, junto a una linda mujer respondió con una sonrisa antes de volver a reanudar la conversación. – Y tampoco tengo demasiados problemas en acompañarla Hitagi, ningún hombre con un poco de cordura la dejaría escapar. – añadió mientras escuchaba a la muchacha nuevamente como intentaba sacarlo de sus casillas. – No soy exactamente alguien que se aproveche de las jovencitas inocentes… pero si alguien a quien le gusta morderlas. – sonrío por su propio comentario y se acerco en un veloz movimiento al cuello de la joven, pero en vez de intentar morderla, tan solo le dio un suave beso en aquel sector tan sensible de casi todos los cuerpos.


Iori
Gennin
Gennin

Mensajes : 210
Fecha de inscripción : 08/01/2013

Hoja de personaje
Ryus: 1700
Arma:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La primavera sonrie

Mensaje por Imura Hitagi el Mar Ene 29, 2013 2:25 pm

Cada uno de sus movimientos en aquel momento estaba pensado para conquistar al chico, coqueteándole lentamente con una imagen falsa y demasiado inocente para su gusto podría utilizarlo por algunas noches para satisfacerle, después de todo no podía pensar si es que le haría daño o algo similar ya que de por si se esforzaría para que él también disfrutara su compañía; No esperaba volver a encontrarlo después de eso fuera como fuera que salieran las cosas, era lindo y tenía que admitirlo, pero lo mejor era no entrometerse del todo con las personas para que las cosas no fueran demasiado feas para ninguno. Colocando levemente una de sus manos en su cadera escucho sonriendo en su fuero interno al escuchar como aquel pequeño giro había dado resultados, sus piernas se habían revelado lo suficiente como para atraer al chico “Los hombres a veces son tan simples” se dijo observando con ojos expectantes al joven llevando una de sus manos a la mejilla.

-Claramente mi nombre comparado con mi cuerpo quedaría en un rotundo cero Sosin-kun-Hablo está vez haciendo gala de que realmente sabía que quizás no fuera el cuerpo más desarrollado, pero aun así no era para hacer huir personas, sonriendo llevo su dedo índice a sus labios en un ademan de que su actitud de ese momento era un completo secreto que él debía guardar ¿Por qué la razón de cambiar de esa manera su actitud? Pues al parecer él estaba intentando conquistarla y si eso era cierto no sería divertido, lo mejor sería un pequeño juego para ver quien caía más rápido en el juego de su oponente, después de todo, le encantaban esa clase de desafíos que iban más allá de simplemente ganar algo-Solo bromeo jejeje-

Tenía que admitir que el chico a pesar de haber caído perfectamente en sus juegos tenía potencial para ser más que un juguete de una noche, quizás incluso si lograba sacarle algo de información alguien perfecto para sus planes, escuchando lentamente sus palabras sobre el terreno asintió encogiéndose de hombros con un pequeño eje de fastidio marcado en su rostro como si estuviera diciendo “Pero de ninguna manera me quitare los tacones”, sin dejar de tocar la mejilla del chico mientras jugaba con la máscara su sonrisa no había desaparecido, era una sonrisa más bien curiosa que según ella realzaba sus grandes ojos azules dándole una apariencia inofensiva lo cual siempre aprovechaba para atacar a sus oponentes. Rio un poco al escuchar los comentarios sobre el cabello del chico bajando lentamente una de sus manos mientras la otra la subía específicamente para pasarla de una manera cariñosa por el cabello del chico, para su sorpresa aquel cabello al tacto era bastante suave, pero estaba descuidado.

-Deberías cuidar mejor de tu cabello y serás un imán para las chicas, pero no sé si eso compensara tu apariencia de malandrín-Hablo fingiendo nuevamente inocencia y desinterés en aquellas acciones que parecían simples, pero realmente tenían un único objetivo de engatusar al chico ”Cálmate Hitagi… ¿Por qué te afanas tanto con un único chico?” “La respuesta es simple, es demasiado guapo como para dejarlo ir” “Pero sabes que no podrás pasar más que una noche con él” “¿Quién lo dice? Quizás pueda pasar dos noches” “Pronto él querrá conocer tu departamento, ver dónde vives” “Lo dudo, no parece querer más que una noche de cualquier manera” “Recuerda las crisis depresivas, dormir en la bañera, las heridas en tus manos” “Silencio, sé que solo es un juguete”.

Observando lentamente al chico sonrió con satisfacción al notar como este parecía estar disfrutando de sus jugarretas al igual que ella misma, incluso parecía estar pensando cómo reaccionar ante sus acciones que claramente no eran del todo normales para una chica que se encontraba sola junto a alguien que acababa de conocer, en el mejor de los casos el joven de cabellos celestes se daría cuenta de sus intenciones y le acompañaría sin dudarlo tanto, pero si las cosas salían mal tendría que intentarlo en otra oportunidad; para ella sería realmente una lástima ya que no siempre se encontraban chicos lindos que le interesaran realmente, incluso había olvidado por completo la crisis que había tenido hace unos momentos (o quizás eran las pastillas que ya hacían lo suyo) pero realmente no importaba, se estaba divirtiendo bastante con eso.

-¿Una razón para morder mi cuello? ¿Eso no sería vampirismo? Y la verdad me gusta creer en cosas como monstruos o fantasmas ¿A caso con los Ninjas no es suficiente prueba de que hay cosas fuera de lo común en este mundo?-Dijo la chica moviendo lentamente su cabello con un suave gesto mientras ajustaba nuevamente su blusa intentando sacar a tema lo de los ninjas, si es que el chico resultaba ser uno tenía que tener el doble de cuidado en no ser descubierta o en fijarse en personas de su alrededor ya que, a muchas, les había cautivado con su habilidad de cristalizar cosas y no sería nada agradable que su teatro se fuera a pique tan pronto. Con un suspiro interno introdujo su mano a aquel bolso que traía buscando su pequeña libreta azul, la cual realmente no traía nada de importancia casi nunca, pero tenía que recordar donde había dejado el dinero para ir a retirarlo luego; no era como si pudiera sobrevivir sin él, pero también necesitaba algo de ropa nueva y las dependientas siempre eran mujeres, ninguna lesbiana.

Escuchando sonriente aquel “No tengo nada que hacer el día hoy” junto sus brazos frente a ella entrelazando sus dedos dejando que estos descansaran en su vientre para tener una apariencia algo menos airada, esperaba que el chico se hubiera dado cuenta ya de que era lo que quería para poder dejar el teatro y que le acompañara de una vez a aquel pueblo cercano, riendo un poco por sus comentarios que claramente eran de alguien que quería mostrarse como un Galán, pensó en que responderle repasando su actitud suavemente en su mente, pero antes de que pudiera hacer cualquier cosa el joven en un movimiento rápido se acercó a ella y beso su cuello suavemente haciendo que uno de esos típicos escalofríos le recorriera su cuerpo.

-Ah~-Gimió de un momento a otro sin poder controlarlo realmente por culpa de la sorpresa de aquel beso, su rostro se tiño de un tono carmesí lentamente hasta que ella pudo sentir como sus mejillas ardían más de lo normal, abrazando al chico se escondió en su cuello agarrándose por completo a él; y ahí había quedado su teatro, si no fuera por aquel gemido podría haber seguido como antes, pero tendría que acelerar un poco las cosas “Metí la pata ¿Qué hago?” “Piensa algo rápido Hitagi”-No…no me mires…-Dijo intentando que aquello sonara lo más avergonzado que podía mientras acercaba su rostro lentamente al oído de aquel chico respirando suavemente en este, dejo que su cabello rozara suavemente el rostro del joven para impregnarlo de su aroma y poder distraerlo con ello unos momentos, en cuanto estuvo lo suficientemente cerca del oído del chico como para que sus labios rosaran al hablar dejo que sus pechos rozaran por completo el torso del joven-Pe…perdón, aquel beso me ha tomado por sorpresa-

_________________
Hitagi Theme~|Ficha~|Perfil~

Gracias a Soelium por la firma ♥️~
avatar
Imura Hitagi
Gennin
Gennin

Mensajes : 25
Fecha de inscripción : 18/01/2013

Hoja de personaje
Ryus: 900
Arma:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La primavera sonrie

Mensaje por Iori el Mar Ene 29, 2013 3:40 pm

Las palabras de la mujer tenían sentido para él, ah decir verdad su nombre no era tan hermoso como su cuerpo, pero por otra parte que ella misma lo dijera la sacaba de aquel lugar de inocencia eterna en que Sosin la había puesto… al menos en un principio. La inocente personita que se había acercado caminando con torpeza y que parecía ni siquiera saber donde es que estaba, había resultado ser alguien, un poco más despierta ¿o no? Ahora mismo llevaba su dedo a sus manos y cerraba sus labios como intentando advertirle al muchacho que todo lo que estaba sucediendo era un completo secreto entre esas dos personas ¿Quién mas podría verlos? Después de todo ellos ahora estaban en medio de un camino desierto… aquello comenzaba a hacerle sentir cosas extrañas a Sosin, cosas que como hombre no había sentido hace un largo tiempo…

Ante el comentario del mayor de los Shizuma por el terreno ella se cruzo de brazos y frunció el ceño como intentando advertirle que jamás se sacaría sus tacos; “Mujeres” Pensó él antes de largar una sonrisita picara por la situación, ella aun seguía jugando con sus mejillas y con su mascara “bastante extraña” que el mismo había logrado hacer hace ya tantos tiempo. Logro sacarle una nueva carcajada a la muchacha debido al hecho de su comentario sobre su cabello, nuevamente la mujer acariciaba su cabello como intentando encontrar algo de falsedad en el mismo.

Otro de los comentarios de ella le movía todo su interior al muchacho, ahora decía que si tuviera el cabello mejor cuidado tendría cientos de chicas sobre él.
– Si lo tuviera mejor atendido a mi cabello, perdería tiempo para atenderlas mejor a ellas, además soy un caballero, solo de una bella dama a la vez. – sonrío ocultando un pícaro sentimiento en ese momento le hubiera gustado lanzarse sobre la mujer, pero no era lo correcto, al menos no en esta situación, quería esperar que algo mas sucediera para poder sentirse “ganador” en aquel juego de coqueteo. Volvió a hablar esta vez haciendo un contra-comentario a lo que él le había dicho, al parecer quería sacar el tema de los ninjas y sobre que habilidades tenían o al menos eso llego a intuir Sosin. – Es cierto, hay cosas fuera de este mundo ahora mismo con los ninjas, podría mostrarte varias… en otro momento. -

Un gemido de placer por parte de la muchacha solo fue capaz de lograr que aquel beso fuera el primero de una tanda de sensuales besos en su cuello, ahora mismo la muchacha se estaba poniendo colorada y él dio por terminado “el trabajo” de conquistarla, aunque bien había que aclarar que la muchacha lo había hipnotizado desde un principio con su belleza y su actuación tan “inocente” que luego resulto no ser tan así… la muchacha ahora ya parecía estar completamente a gusto con la situación, lo abrazo mientras intentaba acercar su boca y en si todo su cuerpo mas al muchacho, una vez cerca de su oído ella le pidió que “no la mirara” ¿sentiría vergüenza? Sosin no quería creer aquello, no parecía exactamente de las muchachas que padecían vergüenza y el mismo no pudo evitar lanzar un comentario. – Estamos solos en medio de un camino desierto, podemos hacer tanto ruido como quieras~ el aroma del cabello de la muchacha lo distrajo un momento, el aroma femenino e indescriptible para expresar con palabras normales ahora tenia fuera de si a Sosin, hasta que… Los pechos de la joven comenzaron a rozarse con el torso del joven, que aunque siempre lo llevaba desnudo ahora estaba aun mas, al hacer esto su cuerpo cedió a la tentación y su parte mas masculina comenzaba a despertarse ¿Eso es bueno o malo?

Los besos que habían comenzado en el cuello ahora se estaban llevando a cabo en los labios de la joven, sus lenguas jugueteaban en el interior de sus bocas y sus cuerpos comenzaban a lanzar ese calor corporal que tanto necesitan las parejas de hoy en día, allí en medio de un bosque, lo mejor que se le ocurrió a Sosin fue lentamente empujar a la muchacha hasta el árbol mas cercano, dejándola a ella contra el árbol y el justo sobre ella, claramente no estaban acostados, sino parados pero en aquella situación nuevamente comenzó a besarla.
– No se si sirva de piropo pero eres la chica mas linda que me eh encontrado en medio de un bosque. – río ante su propio comentario y siguió besándola.


Iori
Gennin
Gennin

Mensajes : 210
Fecha de inscripción : 08/01/2013

Hoja de personaje
Ryus: 1700
Arma:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La primavera sonrie

Mensaje por Imura Hitagi el Mar Ene 29, 2013 4:18 pm

Riendo levemente ante al comentario de “Solo una dama a la vez” se cacheteo mentalmente al pensar en el rumbo que iban tomando las cosas, si todo terminaba bien podría simplemente controlarse y arrastrarlo a una buena habitación, sino tendría que cortar el rollo ya que no le apetecía hacerlo realmente en un lugar como ese; suspirando suavemente escucho las siguientes palabras del joven “¿Es un ninja? Vamos no te cortes ahí…quiero saberlo” pero sus acciones los habían llevado a otra cosa, los besos del joven en su cuello no habían cesado instándola a proseguir exactamente en aquel sitio, haciendo que el contacto entre ellos le estremecieran por completo.

-“¿He perdido?”-Se dijo más bien sorprendida al haber simplemente caído ella en el juego del joven, eso no estaba bien y eso lo sabía realmente ¿Ella había perdido en un juego de seducción? No le cabía en la mente, pero tenía que aceptar que los suaves besos en su cuello comenzaban a calentarla, mordiendo suavemente el lóbulo de la oreja del chico entrelazo sus dedos en el cabello del joven alzando una ceja ante el comentario del chico “¿Hacer ruido? Hitagi contrólate o tu cabello terminara demasiado sucio” Pero claramente su cuerpo no estaba dispuesto a hacer lo que le ordenaba aquella vez, tenía que admitirlo, aquello lo estaba disfrutando y se encontraba completamente a gusto con la situación, e incluso no le importaba que su fachada de chica inocente se fuera al carajo en aquel mismo instante -Ruido no es lo único que vamos a hacer, créeme-

Correspondiendo a los besos del joven cerro un ojo con molestia al sentir no solo los labios del joven si no también aquella mascara raspando su mejilla, en cuando este le empujo lentamente contra un árbol no pudo evitar volver a gemir excitada por aquella situación ya que no solían dominarle de aquella manera lo cual era lo que ella más deseaba en esa clase de momentos; tomando suavemente la máscara la tomo y retiro con cuidado introduciéndola en su bolso ya que para lo que planeaba lo necesitaría, jugando con la lengua de su compañero a gusto bajo lentamente las mangas de su blusa dejándolas a medio brazo luego bajando lentamente su bracier dejo al descubierto sus pechos dejando que sus pezones rozaran el cuerpo del joven.

-¿Sabes? Si no me encamino al pueblo no llegare nunca-Sin decir más con un pequeño empujón alejo al chico acomodando su ropa sonriendo de una manera altanera y casi triunfante, aquella sonrisa simplemente decía “He ganado este juego” ya que si este quería proseguir con eso tendría que acompañarle si o si, pero había un pequeño problema con la chica y ese era que en aquel momento se encontraba muy excitada por aquellos juegos así que suspirando sacudió las arrugas de su ropa y comenzó a caminar lentamente al camino por el cual había venido observando de reojo al chico -Si me acompañas podremos terminar esto, realmente nunca pensé que me podría encontrar a alguien así en un camino desierto-Pasando lentamente sus dedos por sus labios lamio la yema de sus dedos como si buscara un sabor especial alzo una ceja sonriente esperando que el joven entendiera en que se había metido cuando le hablo, cerrando su bolso espero a que el joven se hubiera olvidado por unos momentos de la máscara; lo que realmente quería era que simplemente lo obligara a hacerlo en el suelo y a la fuerza, pero dudaba si realmente este lo fuera a hacer de esa manera -Eres lindo después de todo-

Juntando levemente sus piernas se golpeó mentalmente al sentir como sus bragas se habían humedecido, en aquel momento él podría violarla y realmente no le molestaría en absoluto, incluso esperaba que lo hiciera, pero como se había mostrado como un caballero hasta aquel momento dudaba si realmente fuera a siquiera hacer algo más que acompañarle hasta una habitación y hacerlo con su consentimiento “Hombres, nunca sabrán lo que quiere una chica”.

_________________
Hitagi Theme~|Ficha~|Perfil~

Gracias a Soelium por la firma ♥️~
avatar
Imura Hitagi
Gennin
Gennin

Mensajes : 25
Fecha de inscripción : 18/01/2013

Hoja de personaje
Ryus: 900
Arma:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La primavera sonrie

Mensaje por Iori el Miér Ene 30, 2013 3:32 pm

Sus palabras sellaron el contrato que Sosin ya había firmado hace un tiempo, el contrato era algo tan simple como entregarse a uno de los momentos de placeres más intensos a los que un hombre y una mujer se pudieran someter ¿Qué estaban en un lugar desierto? ¿Qué apenas se conocían? Parecía poco importar ante la atracción carnal de los dos jóvenes, nada podía detenerlos a estas alturas, el hecho de que la muchacha haya tirado su inocencia a la basura tal vez le haya ello sentir al muchacho que anteriormente había caído en un simple “juego” pero no había tiempo de pensar, ni mucho menos sino que seguía con sus intensos besos en el cuello mientras su oreja era sexualmente mordida y las dedos de la mujer seguían en su cabello ¿Aun intentaba comprobar si el cabello era de verdad? “la mascara” de Sosin parecía haberla molestado en aquel momento, pensándolo bien en aquel momento en que sus labios se cruzaron con los de la mujer y la mascara parecía molestar demasiado.

Gemidos de placer por parte de la joven fueron suficiente para hacerle creer a Sosin que realmente las cosas iban saliendo bien, besándola allí contra el árbol casi no se dio cuenta cuando su mascara le fue arrebatada y guardada en el femenino bolso que la mujer llevaba consigo, luego de hacer aquello las mangas de la blusa que ella tenia que anteriormente se le habían caído por “accidente” ahora no pasaba tal cosa, sino que lo hacia por Motus propio, dejando ver sus pechos luego de bajar su sostén estos comenzaron a rozar mas intensamente contra el torso del joven, siendo de esta manera que este cada vez estaba mas excitado.

¿Cortar la situación? ¿Ahora? ¿Estaba hablando enserio? Sosin no término de comprender la situación, la mujer le había dicho unas palabras y lo había empujado para alejarlo de la misma, ella decía que si querían continuar con “aquello” deberían ir al pueblo más cercano y ponía como escusa que si se quedaba allí jamás llegaría a ningún lado, él sonrío. La dejo caminar unos metros alejándose de él mismo hasta que escucho sus palabras, lo estaba alabando. Una nueva sonrisa picara fue nuevamente el comienzo, expreso con una voz algo alterada por su excitación.
– ¡Espera! – intentando con aquellas palabras detener a la joven siguió su camino para alcanzarla y detenerse justo detrás de la misma, gracias a sus tacos algo altos la diferencia entre sus alturas era casi nula por eso mismo el hecho de que Sosin se acercara a su oído para hablarle lentamente en el mismo no fue gran problema. - ¿Por qué te mientes? – antes de siquiera terminar su frase uso una de sus manos para tomar uno de los pechos de la muchacha que ahora mismo aun estaban cubierto por su ropa que se había vuelto a poner, acto seguido deslizo la otra de sus manos por debajo de su falda intentando encontrar algo que creyó había causado en ella. – Tú te quieres ir, pero tu cuerpo no dice lo contrario. – declaro mientras comenzaba a acariciar su pecho y comenzaba a juguetear con su dedo su intimidad femenina, aun protegida por su braga. – Vamos quédate aquí, conmigo. – declaro el muchacho antes de volver a meterse en el juego de besarla en el cuello, esperando que las caricias que le había en las zonas tan sensibles de su cuerpo y sus besos fueran suficiente para doblegar “la voluntad” de la muchacha, por que por su parte ahora mismo ya se encontraba lo suficientemente excitado y el hecho de que sus dos cuerpos estuvieran tan cerca dejaba rozar su miembro contra la espalda de la muchacha, aunque claro aun tenia la protección de su ropa interior y sus pantalones.



OFF: Como sabras soy Soso zombie pero queria responderte xD Cualquier cosa me dices y cambio el post ewe

Iori
Gennin
Gennin

Mensajes : 210
Fecha de inscripción : 08/01/2013

Hoja de personaje
Ryus: 1700
Arma:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La primavera sonrie

Mensaje por Imura Hitagi el Vie Feb 01, 2013 6:19 pm

Acomodando la ropa de una manera altanera, con la cabeza en alto y suaves movimientos se alejo dándole la espalda al joven para luego parar unos momentos para seguir arreglándose y esperar una respuesta de su parte, suspirando saco de aquel bolso un espejo para observar su cabello y de una manera cautelosa también observar al joven a través del brillo de aquel pequeño objeto; el rostro del joven parecía incrédulo y desconcertado ante las acciones de la chica, pero su sonrisa picara y casi tan altanera como la suya propia la habían hecho divagar de su objetivo, como si esos ojos y aquellas distintivas muecas en su rostro le hicieran sonrojar por el mero hecho de estar ahí, causando esa atracción absoluta que hace tanto tiempo no había experimentando transformándose por completo en una amenaza para su estilo de vida ¿Asesinarlo? ¿Enterrar su cuerpo en el bosque? ¿Simplemente huir? Aquello no era lo que deseaba su existencia, sobre todas las cosas su deseo de amarrar al joven en aquella tela de araña repleta de egoísmo y deseo cubría su instinto de supervivencia. Cerrando el espejo se disponía a caminar nuevamente cuando la voz del joven le detuvo antes de dar el primer paso, mirando al joven de reojo sin girar su cabeza por lo cual no pudo ver mucho mas que su propio cabello, escuchando un paso algo acelerado que se acercaba a ella se estremeció al escuchar palabras en su oído mordiendo su labio inferior deteniendo aquella sonrisa satisfecha; las manos del chico se habían deslizando hacia uno de sus pechos haciéndole gemir nuevamente le tenían finamente amarrada a él, luego nuevamente sintió otra de las manos del chico recorrer su cuerpo dejando que sus piernas flaquearan un momento al sentir como tocaba su intimidad exponiendo el rostro de la chica a aquel habitual ardiente rubor en sus mejillas.

-Mi cuerpo...hace lo que yo le digo que haga-Hablo la joven de manera entrecortada conteniendo los suspiros y gemidos que amenazaban con salir de sus labios para romper su aparente resistencia hacia las caricias del hombre, sin poder evitar que su semblante se volviera sombrío y desanimado las palabras del joven desviaron su atención de la excitación de aquel momento hacia otro rincón de su mente, un lugar mas atemorizante y completamente sombrío donde ella misma sabia que estaban las respuestas a sus acciones. Suspirando lentamente tomo de una manera suave ambas manos del joven apartándolas de su cuerpo resistiéndose a los besos en su cuello, dando un pequeño giro quedo frente al peli-celeste colocando sus dos manos en el pecho del joven sin mirar su rostro, sin levantar su vista o hacer algún ademan de lo que planeaba su mente.

En un rápido movimiento dejo caer su bolso al suelo para luego hacer que sus manos vagaran hacia los hombros del joven donde lentamente retiro aquella prenda entre abierta dejando completamente expuesto el torso del mismo, acercándose nuevamente a el rodeo su cuello con sus brazos para luego besarlo, primero lentamente para luego profundizarlo cada vez mas como si necesitara aquello al igual que el aire,dejando que su lengua jugara con la de él mientras le observaba con ojos lujuriosos y a la vez sedientos. Al separarse de él un hilo de saliva dejo uniendo sus bocas lo cual le hizo sonreír satisfecha, levantando lentamente una de sus piernas la paso por la propia del joven lentamente rozándole hasta llegar a su cadera en donde la entrelazo a esta dejando que la corta falda dejara ver sus muslos y glúteos.

-Repite lo ultimo que has dicho-Susurro mirándole con una sonrisa mientras bajaba una de sus manos la cual comenzaba a acariciar el abultado miembro de su compañero como si estuviera reconociendole, luego paso la mano bajo el pantalón pasando también por su ropa interior dejando que su mano acompañara el pene del chico con completa libertad-Vamos, repitelo una vez mas...solo eso quiero-

_________________
Hitagi Theme~|Ficha~|Perfil~

Gracias a Soelium por la firma ♥️~
avatar
Imura Hitagi
Gennin
Gennin

Mensajes : 25
Fecha de inscripción : 18/01/2013

Hoja de personaje
Ryus: 900
Arma:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La primavera sonrie

Mensaje por Iori el Mar Feb 05, 2013 7:55 pm

Una sonrisa de un picarò por completo, una sonrisa que demostraba placer con lo que estaba haciendo sin duda alguna el cuerpo de la joven era hermoso y digno de ser observado, pero mas aun digno de ser "investigado" ahora mismo èl lo estaba investigando con sus manos intentando encontrar en aquel laberinto carnal que tanto deseaba los puntos de mayor placer para su acompañante, sonrio al notar como su cuerpo parecia a gusto con el lugar en que sus dos manos descansaban y mas aun al escuchar las palabras de la joven, aunque ella no lo quisiera se notaba la mentira en sus labios a kilometros de distancia, al igual que èl ella tampoco la estaba pasando para nada mal, al contrario parecia excitada con lo ocurrido. ¿Que ocurrio? Las manos de la joven se sacaron a las manos de Sosin de encima terminando por un momento la "investigacion" del mismo, cuando hizo esto ella dio un giro y como si se Sosin se tratara de algun especie de iman, ella regreso a èl, esta vez clavando sus dos suaves manos en su torso desnudo y trabajado, èl por ahora no decia nada, tan solo esperaba como se iban dando las cosas. Uso sus manos para retirar la prenda que "vestia" o al menos intentaba hacerlo el torso del joven dejando la parte de arriba de su cuerpo completamente al desnudo haciendo que el joven comenzara a excitarse aun mas, previniendo lo que vendria. Llevo sus dos brazos para abrazar al muchacho a la altura de su cuello y luego comenzo uno de los besos mas intensos que hasta ahora se hubieran dado aquellos amantes, el beso dejaba juguetear libremente a sus lenguas y fue tan extenso que si alguien los viera dudaria que fuera necesario al menos algo de aire para sus pulmones, al parecer con el solo beso le era suficiente a ambos, pero todo lo bueno tiene un final y el final de este beso termino dejando un pequeño hilo de saliva entre ambas bocas y una sonrisa se dibujo en el rostro de la joven, luego de aquello ella lentamente subio una de sus piernas para "cruzarla" con la pierna del joven, de esta manera dejaba ver aun mas sus muslos y nalgas muy bien cuidadas que daban una figura muy estilizada a la muchacha, por ahora Sosin no hacia nada, queria ver como funcionaban sus palabras y si era cierto lo que su excitan actual le dijo que iba a pasar, ¿Que harian aquellos amantes?

Sus palabras parecieron causar buen efecto, ella le pedia que repitiera sus ultimas palabras como si con aquellas èl hubiera terminado de impresionarla o al menos de atarla con aquel hilo invisible de la atraccion que aquellos individuos sentian, él estaba apunto de comenzar a decirlo.
- Quedate, tsch - ]se detuvo solo un momento al notar como la suave y femenina mano de la muchacha comenzaba a acariciar suavemente primero sus pantalones, luego su ropa interior para terminar por juguetear directamente con su pene, aquello hizo que la sonrisa picara del hombre se pronunciara mas por un pequeño lapso de tiempo. - Quedate aqui, conmigo. - ]repitio esta vez mas seguro de lo que hacia y decia para volver con lo mismo que antes, ahora mismo volvia a besarla con gran pasion mientras una de sus manos tomaba con fuerza la pierna que la mujer habia cruzado a su cintura y la apretaba con fiereza dejando posiblemente una marca colorada en toda su nalga y muslo y esperaba que ella siguiera jugueteando con su miembro con sus suaves manos, su miembro ya estaba lo suficientemente excitado como para comenzar su trabajo, pero ella no parecia satisfecha, él no haria nada en un principio y dejaria que ella jugara con su miembro, pero su pasado un tiempo no sucedia nada de lo que él pleneaba, para mala suerte de la mujer su lado agresivo y animal deberia de salir a la luz y en aquel camino desierto, quien sabe que es lo que pudiera ocurrir.


PD: Lamento el post feo, pero es lo que puedo hacer desde una nootebook y con poco tiempo ewe

Iori
Gennin
Gennin

Mensajes : 210
Fecha de inscripción : 08/01/2013

Hoja de personaje
Ryus: 1700
Arma:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La primavera sonrie

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.