Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» The Devils Cry - Afiliación Normal
Dom Abr 28, 2013 3:14 pm por Invitado

» Other World {RPG Naruto/Inuyasha} élite - cambio de botón
Sáb Abr 27, 2013 5:49 pm por Invitado

» Fatal Liberty Rol [élite]
Sáb Abr 27, 2013 1:58 pm por Invitado

» Jutsus Creados [Zess]
Miér Abr 24, 2013 12:27 pm por Zess

» Armamento Del Rey Azul
Mar Abr 23, 2013 2:09 pm por Reisi Munakata

» Ausencia [Kou]
Mar Abr 23, 2013 1:15 pm por Reisi Munakata

» Liga shinobi; Pelea 4
Lun Abr 22, 2013 10:12 am por Kou

» Hola sisi claro
Dom Abr 21, 2013 5:29 pm por Gurin Gake

» muajajajaja etto de regreso..yo y el metal tanbn :D
Sáb Abr 20, 2013 8:58 pm por Toroi



Actualmente nos encontramos en el año
850




INVIERNO
Konoha:El clima frio aumenta, la mayoria de los dias de la semana nieva; los rios se congelan y hay nubes permanentes en el cielo.
Kiri: La niebla aumenta su espesor., las nubes cubren el cielo, hay mucha nieve y hielo. Las ventiscas son muy comunes y siempre nieva.
Oto: Un clima frío, pocas veces nieva y los ríos y lagos tienen una muy fina capa de hielo.


¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 16 el Dom Jul 14, 2013 3:06 am.

Afiliación Hermana



Secuestro en el Pais de los campos de Arroz [Mision A]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Secuestro en el Pais de los campos de Arroz [Mision A]

Mensaje por Zess el Jue Feb 28, 2013 4:59 pm

Jounin. Zess había adquirido esa distinción hace tan solo…. ¿Cuánto tiempo?, dos, tres días tal vez. Era difícil saber la fecha en una aldea como la del sonido. Era sin duda una aldea extraña, ni siquiera podía saberse si era de día o de noche, que fecha era o que mes del calendario. Al parecer, a pocos les importaba aquello siempre y cuando no fueran comerciantes. Ellos sí, debían estar informados de aquellas cosas para que sus negocios surgieran de la manera más armónica posible. Desde la creación de la aldea, hace siete años ya, Otogakure se había dividido en 3 partes fundamentales. La primera, y posiblemente el gremio más importante, en la parte de los comerciantes. Constituidos por grandes y pequeños empresarios, vendedores, agricultores y campesinos, era la base fundamental para que la aldea tuviera tanto éxito en los tratados comerciales con las pequeñas y grandes aldeas aledañas. Tan solo la aldea del sonido, dotaba a gran parte del globo de su producto principal, el arroz, y además de ello también de trigo y verduras varias. No paso mucho tiempo para que la aristocracia se formara en una villa en desarrollo, pues las personas influyentes en la aldea, aquellas con mejores hogares y un estilo de vida sostenible por si solo eran los empresarios, dueños de los carros de transporte y desde luego y con más razón, los propietarios de los montes donde el arroz surgía. Los campesinos incluso no tenían el mismo significado en la aldea del sonido que en otras aldeas. Aquí, eran ellos los que sostenían al país entero, los más trabajadores eran también los más ricos –moderadamente, claro-.

El segundo grupo, y segundo también en cantidad, era el de la fuerza militar. “Los desordenados Ninjas”, como en ocasiones los llamaba Zess. Se trataba de una gran cantidad de la población, obligado a prestar el servicio militar y entrenarse como shinobis. Algunos claro, con habilidades sobresalientes, pero que aun así no marcaban la diferencia. Eran desordenados y torpes. Al verlos, el Sayatoro creía contemplar en vida lo que pudiese haber sido la era del neandertal. Sin embargo, tenían muy en cuenta su nivel dentro de la fuerza. El primer Otokage -al que solo conocían unos pocos- había infundido dentro de la población militar unos rangos para distinguir a ninjas débiles de los que se supone eran fuertes. Así mismo, por su nivel de educación y su duración en la fuerza. Así las cosas, Genin, Chunin, Jounin y Jounin de Elite eran los rangos a los que un miembro de la fuerza militar entrenado para ser shinobi podía clasificarse. Cuando Zess entro en la aldea del sonido se le hizo una prueba y alcanzo con facilidad y honres el rango de Chunin. Solo habían tres como el, y de entre todos él era el más sobresaliente. Luego de investigar un poco –el Sayatoro parecía tener una obsesión por la información- se enteró de que esa clasificación era la usada por la dinastía Senin, que había sido borrada de la faz de la tierra hace poco más de siete años, coincidencialmente el mismo tiempo que tenia de vida la aldea del sonido. Zess también pudo darse cuenta de que Otogakure claro, no era la única aldea shinobi. También había una, muy cerca, hacia el sur, que se alzaba a grandes pasos, procedente del país en el que Zess paso la mayor parte de su vida. Según sabia se hacía llamar la aldea de la hoja. Y había otra, al oriente, ubicada en un país pequeño en una isla no muy lejos del país del fuego. El Sayatoro no podía recordar el nombre de aquella. En fin… Zess había sido chunin por poco más de 3 años, lo mismo que duro el torneo en el que se convirtió en Jounin. Si, el primer otokage, con el propósito de dar el rango más alto a un miembro de la aldea había decido realizar un torneo de batallas en el que el ganador se convertiría en el primer Jounin de la villa. No le costó mucho a Zess llegar a la final, pero la última batalla, hay que decir, le costó algo de trabajo. Pero al final, como lo había hecho con sus anteriores encuentros, asesino a su rival y se convirtió en el primero de la aldea del sonido en coronarse como Jounin. Eso significaba que dentro del segundo grupo de la aldea, Zess era el de más rango; después claro, del primer Otokage.

El tercer grupo, a manera de información, se trataba de los aldeanos. Aquellos que no pertenecían ni al primero ni al segundo. No se dedicaban al comercio exterior sino al interior y algunos otros a diferentes tareas. No tenían entrenamiento Ninja y tal vez nunca lo tendrían, eran madres y hermanas encargadas del suministro interno de los alimentos, del aseo, del orden y de la venta y fabricación de múltiples cosas necesarias para la vida de una villa en progreso. Eso lo convertía claro en el grupo menos favorecido y en el de menor tamaño. La villa oculta entre el sonido estaba dividida, pero el Sayatotro podría incluso adivinar que en casos de adversidades todos se unirían como un solo y unificado gremio. El patriotismo creció también dentro de los habitantes de la villa.

_________________


No Todo dolor lastima ~
avatar
Zess
Jounnin
Jounnin

Mensajes : 39
Fecha de inscripción : 20/01/2013

Hoja de personaje
Ryus: 1050
Arma:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Secuestro en el Pais de los campos de Arroz [Mision A]

Mensaje por Zess el Jue Feb 28, 2013 5:47 pm

La primera misión para Zess llego en su… aun no lo tengo claro, ¿segundo o tercer día como jounin?. Bueno, digamos… “tercero”. Así entonces, llevando tan solo tres días con su nuevo rango, y aun agotado producto de tres años de torneo, tuvo la primera misión, según el informe, de rango A. Ll ego a su puerta, muy temprano en la mañana un paquete directo de la prisión de la villa. Y es sabido por todos los integrantes de la aldea del sonido que la prisión no es solo la prisión, sino también el lugar en que el primer Otokage residía. Y en efecto, era una carta escrita a puño y letra del líder de la villa, en el que le sería una misión de Rango A que en principio se le había otorgado a él, y que ahora el devengaba en Zess. Dentro de las tres hojas tamaño carta escritas a puño y letra con tinta negra, el Otokage relataba al Sayatoro la misión. Según escribía, el la hija del feudal había sido secuestrada por una banda local hacia aproximadamente 12 horas y restaban otras 12 para intentar el rescate antes de que se diera como perdida. Y como las relaciones del feudal del país de los campos de arroz no eran tan malas para con el Kage de la villa, había pedido que el Otokage mismo se encargara de recuperarla. Y como Zess estaba recién ascendido el kage quiso ver si no se habían equivocado los combates del torneo y si en verdad el Sayatoro valía la pena. A fin de cuentas, la misión del Otokjage ahora pertenecía a Zess y disponía de poco más de diez horas –recibió la carta tarde- para recuperar a la hoja del feudal. Así que se dispuso para salir en busca del cumplimiento de su primera misión –aunque no le interesara mucho- y de la demostración también, de sus habilidades.

En aquella notificación había procedimientos específicos que había sugerido el feudal para la más correcta y armónica realización de la misión. Cosas como que el rescatador se infiltrara en la red de bandidos y desde adentro de apoderar de nuevo de la hija del feudal. Es posible que allá sugerido esto porque la banda se encargaba del comercio de personas y la trata de blancas. Sin embargo, el temperamento de Zess si bien le permitía cumplir con la misión, no permitiría que le obligasen a realizarla de la forma que le digan. Al feudal le importaba su hija y nadie más, ¿Por qué preocuparse entonces por la seguridad de las otras personas secuestradas?. El Sayatoro salió pensando en ello de la aldea del sonido, dirigiéndose así al oeste, el pueblo más cercano a la villa. Desde allí empezó a investigar sobre el posible paradero de la banda, haciendo preguntas a los habitantes del lugar. Se encontró con que varias de las hojas de los comerciantes más importantes habían sido secuestradas y estaban ofreciendo rescate por ellas. Más un así, no tenían mucha información sobre el paradero de la banda criminal que las había rastrado salvo pequeñas y vacías indicaciones. Fueron tres pueblos en total los que el Sayatoro tuvo que recorrer haciendo la misma rutina, preguntando a los habitantes de cada uno de los pueblos si conocía el posible paradero de la banda. Algunos incluso pedían dinero por la información, cosa que Zess no permitía, y terminaba sacando la información con golpes u obligándolos hablar. Así llego a un hombre que entre su llanto provocado por los duros golpes de Zess confeso que su primo militaba para la red de trata de personas. Bastaron pocos golpes más para que dijera el paradero de la banda.

Según pudo saber luego de la tarea de información, la banda trabajaba desde el límite del país de los campos de arroz y el límite entre el país del viento. Sigilosamente y con una increíble habilidad para ello, Zess se escabullo entre los árboles que rodeaban el posible lugar de operaciones de la banda, llegando hasta la puerta principal de lo que parecía ser…. Una especie de prostíbulo. Uno bastante fino, por la forma de la construcción, el tamaño y claro, las mujeres que afuera estaban “exhibidas”, como si fuese un abrebocas dirigido hacia los hombres para que se animaran a ingresar. ¿Podría estar allí la hija del feudal?. Zess no lo dudó ni un solo instante. Los rostros de las jóvenes “exhibidas” lo decían todo… estaban allí en contra de su voluntad. Zess se preparó para ingresar.



_________________


No Todo dolor lastima ~
avatar
Zess
Jounnin
Jounnin

Mensajes : 39
Fecha de inscripción : 20/01/2013

Hoja de personaje
Ryus: 1050
Arma:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Secuestro en el Pais de los campos de Arroz [Mision A]

Mensaje por Zess el Vie Mar 01, 2013 12:28 pm

Infiltrarse en una banda de proxenetas y rescatar a la hija del feudal antes de que el reloj dieran las 4:00 pm. Era la conclusión básico que cualquier podría haber tomado luego de leer la correspondencia en donde ordenaban el cumplimiento de la misión. Sin embargo, para Zess, había varios puntos en contra; de hecho, no estaba a favor de ninguno. “Infiltrarse en la banda de proxenetas”… aquello sería fácil, simplemente haciéndose pasar por un cliente y solicitando de manera indirecta a la hija del feudal ofreciendo una gran cantidad de dinero. Pero el Sayatoro no tenía aquel don de la mentira tatuado en su ser, como para mentir de esa forma, tampoco tenía la apariencia de alguien que frecuentara ese lugar, no tenía el dinero, y mucho menos la actitud para intentarlo. Por ahí, había empezado mal. “rescatar a la hija del feudal”, ese era el punto clave, el propósito de la misión, un punto que iba explícitamente ligado al tercero. “Antes de que el reloj marcara las 4:00 pm”, y según la posición del sol y el color del cielo podía se podría deducir que no faltaba mucho tiempo para ello. Así las cosas, en miras de garantizar la segunda cosa “rescatar a la hija del señor feudal”, sin salirse del rango dado por la tercera “antes de las 4:00 pm”, omitiría la primera –infiltrarse- y cumpliría el propósito de la misión. Un ataque directo. Nada sutil, mucha destrucción, muertes y una misión cumplida. Ese fue el panorama que pensó Zess.

El Sayatoro se ubicó justo en frente de la gigantesca construcción, subió a la rama de unos de los arboles cercanos de manera que podía brindar un ataque directamente a la construcción y lleno sus pulmones de tanto aire como pudo. Realizo una corta secuencia de sellos de manos y exhalo por su boca tanto fuego como pudo, creando casi de la nada una bola gigante de aproximadamente 7 metros d diámetro que se dirigió a toda velocidad hacia el centro de la construcción. Un ataque de fuego, Pensó Zess, sería la mejor y más devastadora opción. La construcción, pudo notar, estaba hecha de madera. No solo se destruiría en gran parte con aquel ataque sino que a partir del sería cuestión de tiempo para que quedase incinerado. Su tiempo se vio mucho más limitado, así que luego de que la gigantesca bola de fuego impactar ene l centro de la construcción y se empezaran a escuchar los gritos y se vieran salir a cuantos guardias se podían contar, el Sayatoro bajo del árbol en un salto acrobático y luego de caer a tierra se impulsó en ella para correr hacia la afectada construcción. Era él solo, contra un ejército de guardias corriendo el uno sobre los otros. Los metros que los separaban fueron reducidos por los largos pasos que daban al correr y un particular grito de batalla se escuchó del lado de la multitud de guardias. Zess por su parte, sin producir sonido alguno, hizo un sello de manos y del cielo mismo empezaron a caer sobre los muchos guardias shurikens encendidos que les cayeron encima sin que parte de ellos se dieran cuenta. Algunos incluso, producto de las llamas que los rodeaban, atravesaban por completo los delicados cráneos de los guardias. Eran cientos…. Nadie pudo escapar de aquella “lluvia de shurikens” y el Sayatoro ni siquiera tuvo que detenerse para llegar hasta la puerta principal de la construcción, aunque si tuvo que esquivar algunos cadáveres en su recorrido.

Al ingresar al lugar, devastado n tan solo segundos, observo algunas víctimas de su ataque primero, aunque luego de acercarse a contemplar se dio cuenta que todos eran hombres. Se alivió de saber que allí no había ninguna mujer y que por lo tanto, producto tal vez de una imprudencia pudo haber asesinado a la razón de su misión. Observo un letrero en la pared –que ya empezaba a ser consumida por la llamas” que decía “Habitaciones”, y una fecha que señalaba el segundo piso. De seguro, allí arriba se llevaban a cabo los abusos de las jóvenes secuestradas por parte de los hombres que frecuentaban el prostíbulo. Zess subió las escaleras y siguió los gritos femeninos para llegar a un cuarto de gran tamaño en el que estaban aproximadamente 20 ó treinta mujeres, todas ellas con una edad menor a los 20 años. -¡Alguna de Ustedes es la hija del feudal!- Les pregunto a todas, que intentaban escapar de las llamas. Ninguna respondió, aunque todas observaban a Zess como un salvador, pues si no hubiera abierto la puerta desde afuera, probablemente habían muerto incineradas. – Esta en el último piso. – dijo una de ellas, haciéndole saber al Sayatoro que estaba en el lugar equivocado. Sin decir nada, corrió hasta las siguientes escaleras y subió al siguiente piso, dejando que aquellas mujeres escaparan del lugar e intentaran salvar sus propias vidas. El tercero no era el último piso, así que tuvo que subir un piso más para llegar a un cuarto, incluso más grande que el anterior, en donde un hombre, sostenía a una joven del cabello para obligarla a acercarse a él. La ubico delante de él e hizo que tomara posición de rehén. - ¡Alto! – Advirtió a Zess, haciéndole entender que si se movía, asesinaría a la joven. - ¿Eres la hija del feudal? – pregunto el Sayatoro, sin importar que la joven no se encontraba en las mejores circunstancias para responder. La respuesta, a pesar de las lágrimas, fue afirmativa. Y sabido esto, la atención del joounin de Oto se centró en el sujeto. Lo más rescatable de él, aparte de su asqueroso aunque fino aspecto, eran sus ojos. Tenía el sharinhan… era un Uchiha, como Zess. Al verlo a los ojos, el Sayatoro se vio atado de dos pilares que no le dejaban mover. Genjutsu, dedujo al inmediato, provocando que la imagen que le hacía contemplar a Zess fuese la misma que ahora el observaba en sí mismo. El captor estaba atado de dos pilares. Un contra genjutsu, una de las técnicas más eficaces si de luchadores de genjutsu se trata. Pues en una batalla entre iguales, el que ataque primero tiene la desventaja. Aquello faculto a Zess para dar el golpe que necesitaba, devolviendo el genjutsu y provocando uno más. El captor se desplomo seguidamente, como si su cerebro hubiera sido derretido. La joven, impactada por ello, simplemente corrió hasta el Sayatoro, quien la recibió de un fuerte golpe en la cabeza.

No querían escucharla, hablar con ella, que ofreciera su gratitud o que fuera un estorbo del lugar hasta el regreso a la casa del feudal. La golpe y provoco que quedara inconsciente, para tomar su cuerpo y cargarlo en sus hombros y salir así del lugar. Poco tiempo después, llego a la mansión del feudal del país de los campos de arroz, con la hija de aquel inconsciente y en su hombro, y la tiro, casi sin ningún respeto, frente a la puerta de la mansión, donde se encontraban algunos guardias. Vieron lo ocurrido y se acercaron de inmediato, mientras que Zess simplemente se daba media vuelta y caminaba ahora hasta la villa del sonido. Los guardias, al ver que se trataba de la hija extraviada del feudal, no le prestaron atención a Zess y se encargaron de la joven. La misión del Sayatoro había sido completada.




-----

Jutsus Usados por Zess:
Elemento Fuego: Grán Aniquilación de Fuego (火遁・豪火滅却, Katon: Gōka Mekkyaku)
Es una versión más poderosa del Elemento Fuego: Jutsu Gran Bola de Fuego, en donde el usuario amasa chakra en el interior del cuerpo y posteriormente lo convierte en fuego que es expulsado de la boca en forma de un intenso muro de llamas que cubre un amplio rango de ataque, tanto horizontal como vertical, lo cual lo hace muy difícil de evadir.


Elemento Fuego: Uñas de Carmesí Flor de Llamas de Fénix (火遁・鳳仙花爪紅, Katon: Hōsenka Tsumabeni)
El usuario puede crear una lluvia intensa deShuriken infundidas con fuego, con la finalidad de aumentar su potencial de destrucción por lo que son capaces de dañar y quemar a cualquiera que entre en contacto con ellas. obviamente se necesitan las shurikens.


Sharingan (Pupila giratoria 3 aspas)
Al activarse se puede ver a través de ninjutsu, taijutsu y genjutsu. Además se mantienen las habilidades aportadas por los sharingas de 1 y 2 aspas). A ojos del uchiha la velocidad del enemigo disminuye en -7.

Magen: Kyōten Chiten (Ilusión Demoníaca, Cambio de Cielo y Tierra)
Es un contra genjutsu, gracias a la habilidad del sharingan para copiar técnicas copia el genjutsu del rival volviéndolo contra él. Solo sirve contra técnicas de igual o menor rango. 2 veces por batalla.

Efímero (Utakata)
Simplemente apuntando a su objetivo. Una bandada de cuervos que salen del usuario y se convierten en shurikens que bombardean al oponente, a continuación, intenta poner al objetivo a dormir. Si eso falla, entonces la experiencia de la sensación de que varias partes de su cuerpo están convirtiéndose en sus amigos más cercanos que a continuación, aplicarán la tortura psicológica con la víctima.

Jutsus Usados por el enemigo:
Sharingan (Pupila giratoria 3 aspas)
Al activarse se puede ver a través de ninjutsu, taijutsu y genjutsu. Además se mantienen las habilidades aportadas por los sharingas de 1 y 2 aspas). A ojos del uchiha la velocidad del enemigo disminuye en -7.

Ilusión sharingan: Atadura de Pilares ( Magen: Kasegui)
Es un Genjutsu de parálisis que requiere el uso del Sharingan, en donde el usuario le hace creer al oponente que está siendo atravesado por una especie de estacas y esto causa que la víctima quede inmóvil durante el próximo turno. Esta técnica elimina totalmente la libertad de movimiento y causa dolor físico al enemigo. Para mantener el jutsu el usuario debe mantener contacto visual con el rival y también debe mantenerse quieto sin moverse para mantener el genjutsua activo. La parálisis dura un turno. Visual.

_________________


No Todo dolor lastima ~
avatar
Zess
Jounnin
Jounnin

Mensajes : 39
Fecha de inscripción : 20/01/2013

Hoja de personaje
Ryus: 1050
Arma:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Secuestro en el Pais de los campos de Arroz [Mision A]

Mensaje por Iori el Sáb Mar 02, 2013 11:57 am

Por mi bien, obtienes el rango

Iori
Gennin
Gennin

Mensajes : 210
Fecha de inscripción : 08/01/2013

Hoja de personaje
Ryus: 1700
Arma:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Secuestro en el Pais de los campos de Arroz [Mision A]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.