Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» The Devils Cry - Afiliación Normal
Dom Abr 28, 2013 3:14 pm por Invitado

» Other World {RPG Naruto/Inuyasha} élite - cambio de botón
Sáb Abr 27, 2013 5:49 pm por Invitado

» Fatal Liberty Rol [élite]
Sáb Abr 27, 2013 1:58 pm por Invitado

» Jutsus Creados [Zess]
Miér Abr 24, 2013 12:27 pm por Zess

» Armamento Del Rey Azul
Mar Abr 23, 2013 2:09 pm por Reisi Munakata

» Ausencia [Kou]
Mar Abr 23, 2013 1:15 pm por Reisi Munakata

» Liga shinobi; Pelea 4
Lun Abr 22, 2013 10:12 am por Kou

» Hola sisi claro
Dom Abr 21, 2013 5:29 pm por Gurin Gake

» muajajajaja etto de regreso..yo y el metal tanbn :D
Sáb Abr 20, 2013 8:58 pm por Toroi



Actualmente nos encontramos en el año
850




INVIERNO
Konoha:El clima frio aumenta, la mayoria de los dias de la semana nieva; los rios se congelan y hay nubes permanentes en el cielo.
Kiri: La niebla aumenta su espesor., las nubes cubren el cielo, hay mucha nieve y hielo. Las ventiscas son muy comunes y siempre nieva.
Oto: Un clima frío, pocas veces nieva y los ríos y lagos tienen una muy fina capa de hielo.


¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 16 el Dom Jul 14, 2013 3:06 am.

Afiliación Hermana



Defendiendo la cosecha

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Defendiendo la cosecha

Mensaje por Kaiya Akamura el Vie Mar 08, 2013 7:17 pm

Como era algo mas que previsible, con el paso del tiempo sus ahorros comenzaron a escasear, lo mas sorprendente fue como pudieron llegar a durar tanto, pero este no es el caso ahora, si no el como conseguir aumentar su dinero, necesitaba encontrar algún trabajo en el que se pagara bien, pero era difícil donde se encontraba, en aquel pequeño pueblo no conseguiría encontrar lo que buscaba ni con suerte y muy a su pesar solo le tenia una salida, volver a mudarse, esto no le agradaba a la joven, aquel pueblo consiguió cautivarla lo suficiente como para desear quedarse. La mañana era calurosa, como toda las anteriores, nada mas levantarse Kaiya comenzó preparar los petates para el viaje, tenia que recoger todo para luego cargarlo en su caballo Pinto. Lentamente transcurrió la mañana hasta que al fin termino su labor, ya acomodando las bridas del caballo con una cuerda para sujetar la carga comento su camino dirección este, según le habían contado, cruzando la cordillera se extendía una gran llanura rica en cultivos, y ahora era la época de recolección del algodón, quizás ahí encontraría el preciado trabajo y la paga para poder seguir manteniendo sus gastos.

Conforme caminaba ya fuera del pueblo noto como el suelo comenzaba a inclinarse, algo leve al principio, pero poco a poco fue mas prominente, hasta que comenzó a ser fatigador continuar, la tarde estaba ya avanzada y por suerte el sol se ocultaba por el oeste, si el caso hubiera sido al revés ahora ya estaría en la penumbra de la noche por culpa de la cordillera, Kaiya giro el rostro hacia atrás como examinando el camino seguido antes de alzar la mirada al cielo y con voz suave susurrar "Sera mejor que busquemos un lugar donde acampar" sin demorarse examino el lugar con la mirada, en busca de alguna cueva o incluso algún saliente que sirviera de cobijo para ella y su montura...

Esta vez la suerte no le acompaño, al final lo mejor que encontró fue un un risco donde las aguas habían escavado en su base profundizando lo justo como para que se produjera un pequeño saliente. Se acomodo en aquel lugar, primero busco leña seca y mecha para encender un fuego que pronto ilumino aquel lugar ya oscurecido y amparado por la tenue luz de la luna. seguido descargo todos los paquetes del caballo, si quería que descansara tendría que librarle de la carga, para luego amarrarlo a un árbol cercano, suavemente acaricio su crin mientras sacaba heno de un fardo para luego dárselo de comer, era demasiado tarde para dejarlo suelto en la montaña y más con los posibles depredadores al acecho, donde mejor estaría seria en la seguridad que otorgaba aquel cálido fuego. finalmente se acomodo al lado del la hoguera donde comió algo de cecina y termino cayendo en un liviano sueño-


El día siguiente fue mas frió, se notaba la altitud a la que se encontraba, y ahora la ventaja de la noche se convirtió en desventaja, el sol tardaba mas en salir, y con ello en calentar, levantándose de su improvisada cama se soplo las manos poniéndolas delante de su rostro en un intento de calentarlas mientras pateaba el suelo buscando entrar en calor, el fuego se había apagado "Tsk, que frió" murmuro antes de emprender su marcha de nuevo acomodando todo en Pinto. El camino poco a poco comenzó a complicarse, el pequeño sendero que seguía se convirtió en un angosto paso de montaña que por lo que se podía deducir hacia tiempo que nadie lo transitaba, seguramente paso de comerciantes.

El día se hizo largo pero al final consiguió cruzar la cordillera, pasando dos jornadas incluyendo el descenso pero el poder ver las extensas llanuras la animo.

Tardo una jornada mas en llegar a la primera población, y esta vez la suerte si que le sonrió, en la plaza del pueblo se encontraban reunidos los residentes y parecían alborotados por lo que Kaiya se acerco para ver que ocurría. Por lo que pudo deducir estos se encontraban en una situación precaria, la competencia en la cosecha del algodón había contratado un mercenario con el fin de impedir que los aldeanos pudieran recolectar su preciada y necesaria cosecha. Esta era la oportunidad de la joven de conseguir algo de dinero, acercándose al que parecía ser el líder del pueblo comenzó a hablar con el, al final pudo llegar a un acuerdo, defendería aquel lugar a cambio de cobijo y dinero, no era una gran suma, pero por algo se empezaba y la situación era algo desesperada para la joven, sin dinero no podría continuar sus creaciones.


Los días pasaron lentamente mientras Kaiya apostada en los alrededores observaba cada detalle atenta a algo inesperado o inusual, pero nada, parecía que fuera lo que fuera no era mas que un falso rumor y con un suspiro se resigno "Menuda perdida de tiempo" se dijo para si misma al ver que no ocurría nada especial así que decidió en colaborar en la recolecta, después de varios días observando algo había aprendido de como recolectarlo.

Paso un día mas hasta que sucedió, un aldeano se acerco corriendo hasta Kaiya y solo dijo una frase "Ya esta aquí" enseguida comprendió lo que tenia que hacer, siguió al que le había alertado y alzando el brazo señalo una figura que se acercaba a lo lejos "Ya me encargo yo del resto" le dijo la joven antes de sacar su pergamino y extendiéndolo en el aire una nube broto de el que pronto se desvaneció mostrando las pequeñas abejas que con tanto mimo y esmero había hecho.

La situación estaba a su favor y no la iba a desaprovechar, ella sabia que el venia pero no al revés y esto era medio combate ya ganado, corrió a un lado del sendero donde aun no llego la cosecha y agazapándose se oculto de la posible vista del individuo, seria una emboscada, rápido y letal, Formo un sello con sus manos y extendió una área de chakra hasta que lo localizo con aquella habilidad. Lo siguió sabiendo en cada instante donde se encontraba hasta que paso a su lado "Bien ya es mio" pensó antes de deshacer el sello y alzar los dedos, dos de las 5 abejas que había invocado salieron de la zona de forma rápida y sigilosa, alcanzando a objetivo en un momento por la espalda, la primera pico en el cuello de este, seguido de la segunda que lo hizo en su pierna, la única reacción de este fue intentar golpear donde sintió el pinchazo pensando en que seria un pequeño insecto el cual le había picado, pero pronto se percato de su error, el veneno circulo por su torrente sanguíneo a gran velocidad, el cuello se le entumeció, limitando su giro hasta el punto de no poder hacerlo, su pierna siguió el mismo camino y al dar un paso con ella esta fallo y callo al suelo, ahora estaba a merced de Kaiya que en un suspiro salio de su escondite con un kunai en su mano, antes de que este pudiera reaccionar lo poso sobre su cuello y con un rápido tirón secciono su traquea y arteria sacando un fuerte chorro de sangre por el latir del corazón. Los aldeanos que se encontraban cerca se quedaron mirando asombrados.

El rumor pronto circulo y la gente se acerco al lugar para contemplar aquella escena y el que la había contratado se acerco con una sonrisa de medio lado "No hacia falta eliminarlo, pero bueno así seguro que no vuelve a dar problemas" comento mientras extendía el brazo un saquete con el dinero prometido "El trabajo esta concluido, entre que encuentra a otro mercenario y no habremos terminado con la cosecha y ya sera demasiado tarde" dijo lentamente sin apartar la mirada del muerto...


_________________
avatar
Kaiya Akamura
Gennin
Gennin

Mensajes : 50
Fecha de inscripción : 24/11/2012

Hoja de personaje
Ryus: 300
Arma:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.