Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» The Devils Cry - Afiliación Normal
Dom Abr 28, 2013 3:14 pm por Invitado

» Other World {RPG Naruto/Inuyasha} élite - cambio de botón
Sáb Abr 27, 2013 5:49 pm por Invitado

» Fatal Liberty Rol [élite]
Sáb Abr 27, 2013 1:58 pm por Invitado

» Jutsus Creados [Zess]
Miér Abr 24, 2013 12:27 pm por Zess

» Armamento Del Rey Azul
Mar Abr 23, 2013 2:09 pm por Reisi Munakata

» Ausencia [Kou]
Mar Abr 23, 2013 1:15 pm por Reisi Munakata

» Liga shinobi; Pelea 4
Lun Abr 22, 2013 10:12 am por Kou

» Hola sisi claro
Dom Abr 21, 2013 5:29 pm por Gurin Gake

» muajajajaja etto de regreso..yo y el metal tanbn :D
Sáb Abr 20, 2013 8:58 pm por Toroi



Actualmente nos encontramos en el año
850




INVIERNO
Konoha:El clima frio aumenta, la mayoria de los dias de la semana nieva; los rios se congelan y hay nubes permanentes en el cielo.
Kiri: La niebla aumenta su espesor., las nubes cubren el cielo, hay mucha nieve y hielo. Las ventiscas son muy comunes y siempre nieva.
Oto: Un clima frío, pocas veces nieva y los ríos y lagos tienen una muy fina capa de hielo.


¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 16 el Dom Jul 14, 2013 3:06 am.

Afiliación Hermana



Librando al mundo del terror... [MISIÓN B]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Librando al mundo del terror... [MISIÓN B]

Mensaje por Madara Uchiha el Lun Mar 25, 2013 4:00 pm

NOTA: Para esta misión mi personaje será de rango Chunnin, por lo tanto usaría los jutsus correspondientes a dicho rango.


Un día bastante tranquilo, demasiado diría yo... el aburrimiento abarcaba todo mi tiempo... ya nada tenía sentido, no había nada que hacer ni nadie con quien luchar... ¿qué haría entonces? Pues la respuesta a esa pregunta: deambular.
Caminaba por una sendero sinuoso sin rumbo aparente, hasta que encontré un letrero que decía: "Por aquí se llega al País del Fuego". Lo miré, me encogí de hombros y seguí caminando como si nada. Pocos kilómetros más me detuve a descansar, y en eso unos granjeros de las cercanías me abordan.
-Muchacho, es usted un ninja?
-Depende.- Conteste yo. -No pertenezco a ninguna aldea... pero se podría decir que soy como una especie de ninja, ¿por qué la pregunta?
Los hombres se miraron y se acercaron más hacia mí, al parecer algo les interesaba.
-Verá... unos jóvenes han aparecido en el poblado y pretenden hacerse con el control de la zona, obligándonos a darles una porción de las cosechas y algunas tierras...
-¿Y por qué no lo hablan con el señor feudal?, seguro él les dará la solución. -Interrumpí.
-Lo hemos intentado, pero al parecer estos rufianes se han comprado el silencio del señor feudal, no creo que lo tengan amenazado de muerte...
-¿Entonces qué es lo que necesitas de mi?
-Pues... -Titubeó un instante. -Necesitaríamos que los expulsaras de estos lados... Si no demasiada molestia, claro. Te pagaremos lo que podamos...
-No necesito dinero, sólo motivos para ponerme en marcha... Dígame, ¿dónde puedo encontrar a estos chicuelos?
-De seguro estarán en la pequeña plaza del pueblo... Rugiendo órdenes y molestando a la gente que está trabajando, o robando en los almacenes...
-Está bien, sólo llévenme ahí y haré lo mío...
El hombro hizo un gesto afirmativo con la cabeza y comenzó a caminar, de modo que me puse detrás de ellos y los seguí. Caminamos por varios minutos callados, y del horizonte se comenzaba a distinguir el pequeño pueblo, ubicado junto a un bosque. A medida que nos acercábamos más y más al asentamiento, los hombres comenzaron a murmurar y a mirar de vez en cuando hacia atrás, como si pensaran que podría huir... JA! pobres mortales...
Cuando llegamos al pueblo, todos nos observaban, como si tuviéramos algo en el rostro o algo parecido... Una señora un tanto anciana se acercó al hombre que iba delante, y le susurró algo, y el otro le contestó algo que a la mujer pareció alegrarle. Me adelanté hacia donde se encontraba y le pregunté:
-¿Qué le has dicho a la mujer?
-Que eres nuestro salvador, ninja. Todos te observan esperando a que nos libres del tormento que estos malhechores nos han traído.
No le dije más nada y seguimos viaje, y cuando llegamos a la plaza (si eso era una plaza) ahí estaban los tres ninjas, con sus trajes extraños y porta-kunais en las piernas. Al ver llegar al grupo uno dio un paso al frente, tenía los ojos de un extraño color blancuzco.
-¿Qué han estado haciendo afuera del pueblo? Nadie les ha dado permiso para irse.
-Pero, hemos estado recogiendo algunos frutos de los terrenos aledaños, si quiere puedo demostrarle que no estoy mintiendo...
Y efectivamente, el hombre no mentía, de la bolsa que llevaba a cuestas sacó naranjas, manzanas y otras frutas, puso la gran mayoría que otra bolsa y se la tendió, pero el muchacho en cuanto la tuvo completamente en sus manos, la arrojó con furia al suelo.
-No me importa lo que hayas estado haciendo! Ninguno de nosotros te hemos dado el permiso para salir a hacer lo que se te dé la gana!
Levantó una mano e hizo un ademán de intentar golpear al hombre, pero su brazo se detuvo con mi mano, que lo sujeté por la muñeca.
-Oye, no deberías enojarte tanto, al menos te está dando aproximandamente el 90% de lo que trajo, podrías perdonarle ésta, no crees?
-¿Quién te crees tú que eres para tocarme y encima impedir que escarmiente a este bandido?
-Bandido no parece, a menos que haya sacado las frutas de un terreno que no le pertenece, lo cual es un tanto difícil de saber.
La gente asintió con la cabeza ante mi comentario, lo que hirvió la furia del muchacho.
-Parece que no has venido en son de paz exactamente, eh bribón?
-¿Bribón, yo? Más bien ese pareces tú... Rarito.
La cólera que demostraba el chico era motivo de risa para mí, me encantaba hacer que la gente se enoje, porque cuando uno está enojado pierde los estribos y fácil acabar con un enemigo que se deja llevar por la ira.
-Bien, si quieres hacerte la de héroe, entonces lo tendrás, verás que rápido te destruyo...
-Oh, sí, seguro que sí camarada.
Mi sarcasmo hizo reír a varios jóvenes de la multitud, mientras todos se acercaban a ver cómo derrotaba a los imbéciles mequetrefes o cómo me hacían carnes. Daba lo mismo.
-Ey, estás seguro de que quieres hacer esto? -Le preguntó su compañero, que estaba sentado a los pies de una especie de estatua.
-Por supuesto, ningún miserable viajero se atreverá a contestarme como lo ha hecho este tipo, lo haré pedazos en este momento.
-Bien. -Salté yo. -Pues aquí te estoy esperando.

Eso pareció hacer saltar la chispa que estaba buscando, el chico dio un paso al frente y se puso en pos de combate, con las palmas de las manos apuntándome.
-Byakugan! -Gritó.
Sus ojos se pusieron un tanto extraño, y una horrible sensación me invadió: era como si estuvieran viéndome, pero mucho más profundo que a nivel físico, como si miraran más allá de lo que soy en realidad.
"¿Byakugan? ¿Pero qué coño es eso?"
El muchacho se acercó demasiado rápido, más de lo que esperaba, y me lanzó una especie de... "¿palmada?" Su estilo de lucha era raro... eso era innegable, pero a la vez era interesante verlo moverse de esa forma intentando golpearme.
-Bien, veamos qué tan bien bailas camarada, espero que seas un compañero al que le guste moverse.
Intentaba de repeler sus ataques desviándolos con las manos, dando en sus antebrazos, puesto que descubrí, luego de un golpe en el muslo, que me anulaba mi Chakra, al menos en una pequeña cantidad. En un momento en que pensé que me daría justo en el medio del pecho, tuvo la mala suerte de ponerse en una posición en que me fue realmente fácil apartarlo con el pié, de modo que tuvo que retroceder unos cuantos metros para poderse a salvo de mis golpes, unos golpes que no llegué a darle.
-Bien, sabes bailar bastante bien, ¿pero ahora qué harás con esto? Katon: Gōkakyū no Jutsu!
Expulsé una enorme bola de fuego que se dirigió hacia el chico de ojos raros. Cuando llegó hasta donde se encontraba, la bola de fuego explotó, y una sonrisa apareció en mi rostro, al menos hasta que la nube de polvo se disipó: mi enemigo estaba girando sobre sí mismo rodeado por una ráfaga de Chakra que al parecer disolvió mi bola de fuego. Eso realmente no me lo esperaba.
-Oh... Eres bueno, pudiste evadir ese ataque, veamos cómo puedes hacer para...
De repente, en un segundo que pestañe, el maldito estaba a menos de un metro mío, y no pude evadir el puño cerrado que se acercaba a mi cara, de modo que recibí el golpe y éste me mandó unos metros hacia atrás y casi caigo. Furioso, me levanté y lo miré fijamente:
-Jejejeje... Al parecer eres más de lo que aparentas, eso es verdad... Pero no por eso te puedes creer que eres mejor que yo, Uchiha Madara!
Cerré y abrí los ojos nuevamente, pero esta vez, al abrirlos, el Sharingan estaba manifestado en mi mirada, y ésta irradiaba odio, y por sobre todo, sangre. El otro muchacho se sorprendió tanto de mi Sharingan como yo de su Byakugan.
-Bien, veamos que tal te las apañas contra mi Sharingan, maldito mocoso.
Me puse en movimiento demasiado rápido, el chico pudo levantar su guardia, pero como yo lo pude ver antes, evité su protección y me coloqué a su costado izquierdo, pegué un salto y le propiné una patada en las costillas, la cual hizo tambalear al pobre inútil y hacer que una de sus rodillas tocase el suelo. Volvió a levantarse, pero yo ya estaba cerca de él para cuando terminó de incorporarse, y lo tomé por el cuello y lo levanté hasta tenerlo a la altura de mi mirada.
-Así que te dedicas a oprimir a la gente pobre, bien, ahora que alguien más fuerte que tú te está oprimiendo la garganta y que puede rompértela con tanta facilidad ya no eres tan gallo verdad?
Uno de sus amigos se metió en la pelea, y tuve que apartarme para no me con una kunai que tenía en la mano. Me aparté y me cruce de brazos...
-Así que... jeje, otro insecto se mete en la lucha, bien, si quieren ser dos contra uno, por mí está genial, más diversión para mí. Katon: Haisekishō!!
Por mi boca lancé una gran cantidad de cenizas y pólvora mezcladas con mi Chakra y con ella envolví a los dos enemigos con los que debía enfrentarme ahora, no sería difícil acabar con ellos en un sólo ataque.
-Cof cof cof... -Se oía detrás de la nube de la nube explosiva.
-Oh, los niños no pueden respirar? JA! Eso no es nada a comparación de lo que les pasará ahora... Katon: Gōkakyū no Jutsu!
Otra vez lancé una bola de fuego, pero no quería darle directamente a ellos con la técnica, sino que impacte directo a la nube de cenizas.
-Todos! Escóndanse! -Conseguí gritarles a los aldeanos segundos antes de lanzar el Jutsu.
Al parecer el tercer ninja escuchó mi advertencia y se movió, justo al mismo tiempo que la bola de fuego impactaba contra la nube explosiva, y se formó una enorme explosión. Menos mal que todos los aldeanos que estaban cerca oyeron bien mi grito de alerta y se pusieron a resguardo, y mientras el fuego perdía tamaño y no quedaron más que pequeñas hogueras y la gente las apagó con unos cubos de agua, pudimos ver el resultado de la pelea: El ninja contra el que me estaba enfrentando al principio estaba totalmente irreconocible, su cara, su cuerpo, todo carbonizado, todavía se notaba cómo se le habían derretido los ojos y la pasta que formaban ahora. El otro que interrumpió la pelea, estaba más o menos en el mismo estado, pero consiguió salvar su vida, tenía un brazo bastante quemado y la mitad de la cara, pero estaba vivo. Fue su compañero quien en realidad le salvó la vida, formando una especie de capazón de un material blanco sobre su brazo. Su velocidad fue asombrosa para sacarlo justo a tiempo para salvarle la vida al ninja, y ese escudo también parecía muy sólido.
-¿Por qué no salvaste a tu otro amigo? -Le pregunté cuando se calzó mejor al ninja que acaba de rescatar sobre un hombro, seguramente listo para irse.
-Era demasiado temperamental, la verdad, si no lo matabas tú hoy, seguro lo habría hecho yo, me estaba poniendo nervioso. Viendo tus habilidades, no tengo oportunidad de vencerte, o al menos no solo, si nos hubiéramos coordinado con una estrategia podríamos haberte derrotado, pero este imbécil se lanzó solo y bueno, así acabo. Bien, has ganado, y no creo que yo solo pueda defenderme de todos estos aldeanos molestos, sabes, nosotros dos de nosotros dormíamos mientras el tercero hacia guardia, y nos íbamos turnando jejeje... suena patético, pero si, es verdad...
-¿Y entonces por qué quisieron tomar el control de este poblado?
-Eso creo que no te interesa, por el momento, sólo debe importante que has ganado el combate y la libertad del pueblo, ahora puedes hacer lo que quieras, yo me voy...
El ninja no dijo más nada... solo hizo desaparecer su escudo y se marchó con su compañero a cuestas. Los aldeanos se acercaron al cadáver carbonizado del que antes fue su opresor, y se lo llevaron, no me interesaba para qué, así que no hice nada impedirlo.
-Muchas gracias por habernos salvado. -Dijo el hombre que me encontró en el camino. -Nos has librado del terror que estos tres ninjas habían introducido. Ten esto en consideración.
El sujeto me ofreció una bolsa con monedas, pero yo la rechace.
-No me hace falta dinero, creo que eso ya se lo había dicho antes...
-En ese caso, insisto en que pases aquí la noche para que recuperes fuerzas.
-¿Fuerzas? No he gastado nada de fuerza al enfrentarme a estos mocosos...
-Entiendo, pero al menos tendrás que aceptar algo de nosotros...
-Bien. -Contesté cansado. -Me quedaré una noche si eso lo hace feliz... y cuando me vaya, si no le molesta me llevaré un pellejo con agua y algo de comer...
-Lo que quieras, después de todo, nos has otorgado la libertad...
"Sí, libertad... pero... ¿cuánto les durará?

Al otro día, en cuanto el sol comenzaba a salir por el horizonte como todos los días me levanté y me alisté para irme. En la salida del pueblo había unas cuantas señoras, al parecer esperaban a que intentara irme, y me abordaron cuando tenía un pie fuera del poblado.
-Tome, esto era lo que había pedido ayer... No es demasiado variado, pero al menos le servirá de sustento por unos días, y estas. -Dijo al tiempo que sacaba una pequeña bolsita con algo que bayas de un color rojo intenso. -Puede canjearlas, sabe, estas bayas son bastante difíciles de conseguir y muy sabrosas, la gente hace unas tartas de bayas que sólo la gente de gran poder adquisitivo puede darse el lujo de comprar, por unas cuantas de ellas podrá alojarse en un lugar mejor, o incluso, intercambiarlo por alguna comida más sustentosa o herramientas si las necesita.
-Mmm... Está bien, bueno... Será hasta la próxima.
Y ahí me alejé a paso ligero del pueblito, no tenía ni la más mínima gana de volver a toparme con esa gente...
"Bien... Y ahora... ¿Qué hago?" Fue lo último que pensé antes de perder el conocimiento en el acto innato de caminar hacia adelante con la mente en blanco.

Jutsus Utilizados:

Elemento Fuego: Jutsu Gran Bola de Fuego (火遁・豪火球の術, Katon: Gōkakyū no Jutsu)

Es un jutsu de elemento fuego que consiste en almacenar chakra dentro del cuerpo, convirtiéndolo en fuego, y expulsándolo de la boca en una esfera de llamas masiva. El alcance del ataque depende de la cantidad de chakra que se reúne. Las llamas dejan un cráter en la superficie del suelo. La bola de fuego normalmente es llevada a cabo a través de una posición de manos en forma de circunferencia hecho por el pulgar y el dedo índice del usuario.

Elemento Fuego: Cenizas Ardientes (火遁・灰積焼Katon: Haisekishō)

El usuario arroja una gran cantidad de ceniza con chakra y polvora de su boca, llenando todo el lugar. A medida que la pólvora esta oculta en su totalidad en las cenizas, se queda en el aire rodeando al enemigo en forma de nube. Después de rodear al enemigo con la ceniza, el usuario puede encender todo con una piedra colocada entre los dientes para crear una chispa, lo que resulta en una violenta explosión, que quema al enemigo. Sin embargo, esta técnica requiere agudos sentidos para leer las corrientes de aire, leer los movimientos del enemigo, la experiencia táctica de no envolver también a uno de sus aliados en las llamas, y una cuidadosa atención para el momento de la explosión. Se rodea 5 metros en chunnin y se agregan dos metros por cada rango del usuario.

Sharingan (Pupila giratoria 2 aspas)

Una nueva aspa aparece en los ojos del usuario, permitiéndole a este ver a través de genjutsus y ninjutsus de su mismo rango o inferior. Las habilidades de los niveles anteriores se mantienen. La velocidad del enemigo a ojos del uchiha disminuye en -5.

_________________
Narro
-Hablo-
"Pienso"
-Hablan otros-
avatar
Madara Uchiha
Chunnin
Chunnin

Mensajes : 27
Fecha de inscripción : 26/11/2012

Hoja de personaje
Ryus: 3500
Arma:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Librando al mundo del terror... [MISIÓN B]

Mensaje por Iori el Lun Mar 25, 2013 5:30 pm

Bien, eres chunnin. Edita tu tu ficha y perfil.

Iori
Gennin
Gennin

Mensajes : 210
Fecha de inscripción : 08/01/2013

Hoja de personaje
Ryus: 1700
Arma:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.